Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
melon2-VivirSmart2 (1)

El melón: jugosa tentación

Qué cosas más ricas nos trae el verano en este país y una de las más increíbles son los melones. Grandes, llenos de jugo que se chorrea hasta el codo si cortamos una rebanada y queremos comerlos a mordiscos. O más pequeños, con el sabor concentrado que hace que el sólo hecho de botar las pepas en el basurero nos deje la casa pasada y empieza a llamar de inmediato a las hormigas que llegan casi volando ante tal alarma de concentración de azúcar.

Sacando el babero

Melón tuna de mis amores, causante de los clásicos jugos de El Dominó que acompañan una vienesa dinámica mientras ves pasar la gente. Qué cosa más refrescante que una gran caña servida por el maestro con su jarro lleno y de color verde.

O bien calameños, ricos melones a veces menos jugosos, pero con un sabor tan particular que son bienvenidos no sólo como postre con calorcito, sino que además es un amigo fantástico del cerdo y nos atrevemos entonces a meterlo en algunas ensaladas que tengan un crocante de tocino o bien en deliciosos cubitos envueltos con jamón crudo o prosciutto para un picoteo italiano de lujo. Atrévanse y verán.

melón-VivirSmart2 (1)

¿Conocen los melones enanos chilenos? Son pequeñísimos, de unos 7 centímetros y de piel amarilla con diseño de sandía. Aromáticos a más no poder, pocas veces se ven y una vez los encontré en La Vega, una lindura que estoy segura que amaríamos tanto como a sus primos mayores.

¿Leche con melón para el verano? Simple, lo mismo que una leche con plátano con harta azúcar, hielo y la juguera a todo lo que da. La idea es recordar las onces que teníamos cuando niños y seguir amando a esta maravillosa fruta de la misma manera que se nos alegraba el cuerpo cuando llegaba a la mesa una torreja cortada en cubos y espolvoreada con azúcar flor; mezclada con el jugo que saltaba cuando lo pinchábamos con tenedor, no nos quedaba más que terminar pasándole la lengua al plato.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente