Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

¿Dieta vegetariana? 5 consejos científicos para aguantar las ganas de comer carne

Muchas de las personas que comen carne, se encuentran en cierto conflicto con ello. No se trata solamente de que estén en contra de la matanza de animales, sino también del desperdicio de agua y de alimentos que significa la industria de producción de carne, lo que también está asociado a deforestación y a grandes emisiones de CO2.

El mejor consejo a la hora de seguir una dieta vegetariana, es consumir productos de la mejor calidad y que se encuentren siempre frescos. Y lo mejor para ello, es contar con la tecnología de LG Moist Balance Crisper ™. Integrada en la bandeja superior del cajón de las verduras y frutas, permite que la bandeja retenga toda el agua liberada, evitando que caiga desde la parte superior. Cuando el agua resulte excesiva en el cajón, caerá en forma de gotitas o rocío sobre las frutas y verduras, logrando que el ambiente alcance su nivel óptimo de humedad y que tus alimentos se mantengan frescos por mucho más tiempo.

Siguiendo lo expuesto en el sitio Science Alert, hoy queremos ofrecerte cinco consejos psicológicos de expertos que te permitirán llevar una dieta vegetariana, ¡aunque la carne te tiente! Así podrás no estar en conflicto con tu conciencia.

Prepárate cuando tengas una comida importante

Uno de los momentos típicos en los que aspirantes a vegetarianos suelen caer en la tentación carnívora, es cuando salen a comer a un restaurante o los invitan a una comida. ¿Qué hacer?

Prepárate con anticipación: lee la carta de ese restaurante por Internet o habla con quien va a cocinar si te invitan. Así, sabrás que vas a comer y no te encontrarás de improviso con un jugoso filete.

Come con atención y no con ansiedad

Se ha comprobado que quienes practican la atención plena (aquí una descripción de lo que se trata), tienen más posibilidades de seguir dietas, ya sea para bajar de peso o vegetariana. Por eso es importante que seas muy consciente de lo que te estás metiendo a la boca, y no lo hagas porque estás muriendo de hambre.

Pon atención a las sensaciones en todo tu cuerpo, advierte cuándo surgen, cómo surgen y qué pensamientos asocias a ellas.

Piensa en perspectiva

Cuando te veas tentado, es muy probable que digas, “¿qué importa, es sólo una vez?”, y termines comiendo carne. Pero si amplías tu perspectiva y tienes muy presente el por qué estás llevando a cabo la decisión de ser vegetariano, es probable que lo pienses dos veces, y te inclines por la hamburguesa veggie.

Por ejemplo, piensa que siendo vegetariano estás salvando muchas vidas animales al año, estás ayudando al bienestar del planeta y a no desperdiciar agua y alimentos.

Imagina que ese lomito, alguna vez fue un chanchito

Cuando nos llega un exquisito sandwich de lomito al plato, rara vez pensamos en el chanchito que fue, ¡pero lo fue! Y tuvo una vida, capacidades cognitivas, momentos felices y tristes. Un buen ejercicio para decidir no comer carne, es hacer la conexión entre tu comida y el animal que alguna vez fue.

Existen estudios que aseguran que el conectar mentalmente la carne con el sufrimiento de un animal, lleva a disminuir tu apetito. ¡Pruébalo!

ydf

Dile a tus amigos que necesitas apoyo

Habla con tus amigos más parrilleros, ¡porque necesitarás su comprensión! No se trata de no ir más al asado semanal, sino de ir, pero evitar la carne. También es bueno armar una red de personas que estén desarrollando el mismo objetivo de volverse vegetarianos, así podrán juntarse a cocinar cosas ricas o a descubrir restaurantes juntos.

¿Has intentando alguna vez ser vegetariano?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente