Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Cómo hacer calzones rotos

¿Cómo hacer calzones rotos?

Aunque no queramos, es inevitable que el verano poco a poco está llegando a su fin. Las mañanas son más frías y las tardes cada vez más frescas, por lo que nuestro estómago poco a poco comienza a solicitar comidas más contundentes, por lo que vamos dejando atrás las ensaladas y los helados.

Así que, convengamos que uno de los alimentos más ricos de los días otoñales son los chilenísimos calzones rotos, los cuales con la suavidad de su masa y su dulce sabor son un invitado ideal para onces familiares o con amigos.

Además, son tan fáciles de hacer y sus ingredientes son comunes en nuestra cocina, por lo que no requiere mayor preparación ni tiempo en hacerlos.

En este artículo aprenderás a cómo hacer calzones rotos y un poco de su historia.

¿Por qué se llaman calzones rotos?

La explicación la encontramos en Wikipedia, aquí señalan que el origen de este curioso nombre, se debe a que una señora de la localidad de Chuchunco fabricaba dulces típicos y los vendía en la Plaza de Armas de Santiago todos los domingos. Un día cualquiera había mucho viento, por lo que se le subió la falda y toda la gente que estaba en la plaza vieron que la señora tenía los calzones rotos y desde entonces se hizo conocida como “la señora de los calzones rotos”. Con el paso del tiempo, este sobrenombre de traspasó a las masitas dulces que vendía y así fueron bautizadas.

Acá te dejamos una receta propuesta por el sitio Portal Chileno, el cual rescata el sabor simple, pero rico de los calzones rotos:

Ingredientes

3 tazas de harina cernida
1 ½ cucharaditas de polvos de hornear
½ taza de azúcar flor cernida
2 cucharadas de mantequilla ablandada
pizca de sal
1 huevo, batido
2 yemas
1 cucharadita de ralladura de cáscara de limón
2-4 cucharadas de agua
aceite para freír
azúcar flor

¿Cómo Hacer Calzones Rotos?

Mezclamos la harina, polvos de hornear, azúcar flor, sal y los huevos. Incorporamos la mantequilla y revolvemos bien. Agregamos suficiente cantidad de agua para hacer una masa que se pueda amasar, lo hacemos hasta que quede lisa.

Uslereamos la masa sobre una tabla enharinada hasta dejar la masa de 3 mm de grosor, aproximadamente. Cortamos en rectángulos de 10 cm por 5 cm. Sobre ellos, hacemos un corte vertical de unos 3 cm, y pase un extremo del rectángulo por esta obertura.

Calentamos el aceite y freímos los calzones rotos por 1 minuto por un lado, y 30 segundos por el otro. Los ponemos en una fuente sobre papel absorbente, y luego los espolvoreamos con azúcar flor.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente