Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

¿Cómo elegir el mejor destino para tu próximo viaje?

Todos hemos soñado con hacer ese viaje inolvidable e, independientemente del destino, igual nos da un poco de ansiedad la primera vez que empezamos una planificación.

Si no has viajado antes, seguro te saltan miles de preguntas por la cabeza… ¿cómo elijo el destino?, ¿y si me estafan?, ¿cómo sé cuántos días visitar cada lugar?, ¿cómo me muevo entre ciudades?, ¿elijo solo un destino o trato de recorrer varios lugares?, y muchas más.

Por supuesto, la primera de todas estas preguntas siempre es… ¿a dónde voy? El mundo está lleno de posibilidades, y todas son maravillosas. Seguro tienes un destino en la cabeza desde que eras pequeño, o sueñas con esa playa que viste en televisión.

Si estás en esta situación, los chicos de Universo Viajero nos cuentan los seis detalles que debes pensar para contestar esta pregunta antes que te embales y empieces a comprar pasajes y reservar alojamientos.

1. Qué te gusta hacer

Antes de decidir visitar un lugar, piensa primero qué es lo que te gustaría hacer en este viaje y averigua si ahí podrías hacerlo. Por ejemplo, si lo único que quieres es relajarte, entonces busca un destino tranquilo donde no sea necesario moverte mucho, como una playa en el caribe o una ciudad con muchas actividades en un mismo lugar.

Si te gusta algún deporte, entonces puede ser que busques el mejor país para realizarlo; por ejemplo, el surf en Indonesia. Si te encanta la historia y los museos, un viaje a Europa puede ser tu mejor alternativa.

Roma es el paraíso de los museos, podrías estar meses visitándolos sin repetir ninguno. Sin embargo, los Museos Vaticanos son por lejos los más visitados de la ciudad.

2. El tiempo que tienes disponible para viajar

Si vives en Chile y solo tienes una semana para tus vacaciones, entonces un viaje al sudeste asiático puede significar perder al menos 4 días solo en viajes para cruzar el océano. Piensa en los traslados y en el tiempo que vas a necesitar para llegar a tus diferentes destinos y compáralo con la cantidad de días que tienes para viajar. La idea es que disfrutes, no que andes corriendo de un lugar a otro.

3. El clima del destino que estás pensando

Por supuesto, no siempre puedes esperar tener suerte y toparte con solo días de sol, pero sí puedes mejorar tus probabilidades eligiendo el mejor momento para visitar el destino. Hay ciertos lugares con épocas de monzones donde llueve constantemente. También hay otros donde nieva gran parte del año, por lo que si no te gusta el frío, no serán tu mejor alternativa.

4. Con quién viajas

Hay destinos que son mucho más amigables para viajes con niños, así como hay otros que son perfectos para recorrer con amigos en modalidad aventura. Por supuesto, este punto es completamente subjetivo y va a depender de ti.

India puede ser un destino difícil para viajar con niños, sobre todo por el choque cultural y por razones de higiene en las ciudades. Por ejemplo, en Varanasi, los hindúes se purifican en las aguas del río Ganges, que es el más contaminado del mundo.

5. Lo que ves en internet, no siempre es real

Hoy la cantidad de información disponible en internet y redes sociales es impresionante. Fotos sacadas de un cuento que, lamentamos contarte, no siempre son reales.

Lo peor que podemos hacer para decidir un destino de viajes es dejarnos llevar por las fotos que vemos en Instagram con 100.000 likes. En general, están editadas o sacadas al amanecer, antes de que lleguen las multitudes y cuando la luz es perfecta. Acá juega lo que internet ha llamado “expectativa vs realidad”.

Pero entonces… ¿cómo saber qué esperar de un destino? Los blogs de viajeros hoy son la mejor forma de acercarse a la realidad. Busca información en páginas web de otros viajeros como tú, que no son fotógrafos profesionales ni celebridades invitadas a lujosos hoteles.

El signo “I Amsterdam” en la ciudad holandesa es visitado por miles de personas todos los días. No esperes tenerlo solo para ti.

6. Tu presupuesto

Hay lugares que son carísimos, como Europa. En Londres, una cama en pieza compartida de 8 personas puede llegar a valer 30 dólares la noche; mientras que en Tailandia una pieza privada con vista al mar para dos personas puede valer los mismos 30 dólares.

Si viajas con un presupuesto más bajo, entonces lo mejor es que averigües sobre la economía de tu destino antes de decidirte y comprar los pasajes; no vaya a ser que estando allá te encuentres con la sorpresa de que no puedes dormir donde imaginabas.

Esperamos estos consejos te sean de ayuda para elegir el mejor destino y disfrutes de tus vacaciones. Si quieres más información sobre los pasos que debes seguir antes de viajar, entonces entra a este link donde los chicos de Universo Viajero nos cuentan cómo planificar un viaje en diez pasos.

¿A dónde tienes ganas de ir?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente