Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
mechada-VivirSmart2

Carne mechada con tallarines

Todo sobre: Hecho en Casa

Creo que la mechada con tallarines está presente en el registro goloso de todos. El tremendo misterio era cuando uno de chico intentaba entender cómo habían llegado hasta dentro de un trozo de carne los trocitos de zanahoria y ajo, hasta que lograbas descubrir que ESE cuchillo puntudo que no te dejaba tocar tu abuela o tu mamá porque era de los más peligrosos para un niño, era el causante del milagro culinario que aterrizaba como tu almuerzo.

Si se trata de carne mechada, me gusta con todo. Esto es, salsa con callampas incluidas; no se fijen en gastos si vamos a gozar. La postal de ellas remojándose en una fuente, sumado al olor a una base de comino, aceite y ajo con la que mi abuela adobaba la carne y había dejado reposar de un día para otro, ya avisaba que el desayuno iba a ser liviano porque después la panzada estaba asegurada.

Al primer llamado a sentarse a la mesa ya estábamos listos. Un paño de cocina o servilleta al cuello trataba de contener las manchas de salsa de tomates que salpicaban todo, considerando que los tallarines se agarraban de a uno y chupeteaban simulando ser un carrete de hilo imaginario que los enrollaba, y todo era una fiesta: la carne en sí, las callampas en la salsa, los tallarines revueltos en ésta que se volvían naranjos y por supuesto él: maravilloso queso parmesano sobrante, que una vez que acababas el plato quedaba al fondo mezclado con la salsa listo para cucharear y sopear.

Prepararla no es difícil, pónganle bueno y un poco más, capaz que les sobre para hacerse un sanguchito en marraqueta después.

Ingredientes

1 kg. de pollo ganso
Tocino
2 zanahorias
1 atado de verduras (perejil, apio y orégano)
2 dientes de ajo (picados finos)
1/2 cebolla (picada fina)
2 tazas de caldo de carne
1 tarro de salsa de tomates
Aceite, sal

Preparación

Mechamos la carne con la zanahoria cortada en bastoncitos y tocino. Calentamos una olla con aceite, ajo y cebolla y la sellamos. Agregamos el caldo de carne, la salsa de tomates, el atado de verduras y sal. Llevamos a fuego lento por 45 min. aprox. o hasta que se cocine la carne. Las callampas van casi al final para que no se achiquen tanto. Que la salsa no quede muy espesa, o si no agregamos más caldo. Servimos sobre tallarines blancos recién hechos y espolvoreamos queso parmesano. ¡ÑAM!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente