Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
arroz

Arroz con leche, una deliciosa y adictiva receta

El de la abuelita, el del casino de la empresa, el de la gorda del comercial: de donde sea, amamos el arroz con leche. Es que en cuanto la olla empieza a soltar ese olor a leche tibia azucarada, con canela y cascarita de naranja nos llena la casa de alegría y recuerdos.

Para que llegase hasta Chilito hartos años y kilómetros pasaron, ya que fueron los árabes y sus especias quienes les llevaron la materia prima a los españoles, y estos lo trajeron a América.

Así, dependiendo del país, encontramos que cada cual le mete de su cosecha (o despensa): huevos, crema, agua de rosas, cardamomo y un sinfín de cosas ricas que la historia culinaria de cada pueblo le va poniendo, y puchacay que es adictivo.

Me acuerdo que a pesar de las advertencias de mi abuela, “que te hace mal, que te vas a hinchar como sapo” y cosas por el estilo, este postre siempre me gustó tibio en invierno, con harta leche para tomármela primero y después atacar el resto. Y si es en verano, que sea “a cuchara pará” frío y espeso, lo cual se logra metiéndole más leche condensada y menos líquidos, lo cual lo convierte en una oda al azúcar y al sabor.

¿Les doy un dato? En la heladería Filippo de Plaza Ñuñoa y en su sucursal de El Bosque con Bilbao tienen helado de arroz con leche. Sí, queridos gozadores, leyeron bien. Es rico, dulce a morir y además se sienten los granitos. Mientras tanto, les dejo una maravillosa receta made in Perú, donde a nuestros inteligentes hermanos se les ocurrió meterle lúcuma y pasas al ron. Cuando me muera, quiero tener una cucharada de este postre en mi boca. Tomen nota ¡y a gozar!

Ingredientes

  •  1 taza de arroz
  • Agua
  • Canela
  • Clavo de olor
  • 1 lata leche evaporada
  • 1 lata leche condensada (acuérdese: si lo quiere más espeso, métale más)
  • 2 cdas. pisco
  • 1 taza de puré de lúcuma (Lo venden en supermercados, marca Guallarauco por ejemplo)
  • Pasas al ron (opcionales)

Pongan en una olla el arroz, canela y clavo de olor. Lleven a fuego medio hasta que el agua se haya evaporado. Agreguen la leche y dejen hervir. Aparte, licúen la leche condensada con el pisco y la pulpa de lúcuma hasta tener una crema lisa. Viertan sobre el arroz con las pasas, mezclen bien durante unos minutos y retiren del fuego. Que lo disfruten.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente