Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
huevos

Aprende a hacer ricos huevitos de chocolate para Pascua de Resurrección

Todo sobre: Hecho en CasaRecetas

Una de los días más esperadas por los niños es el domingo de Pascua de Resurrección celebrado por el pueblo católico. Y es que cualquier niño es feliz al tener que buscar sus huevitos de chocolate en diferentes rincones del hogar.

Cuenta la tradición que en la Edad Media los huevos de Pascua eran de gallinas y patos, los cuales se decoraban y regalaban a los más pequeños durante las festividades. Esta costumbre fue tomada por los cristianos, en parte, debido a la prohibición de comer huevos durante los 46 días que duraba la Cuaresma o penitencia que decretó la Iglesia Católica en el siglo IX. Los huevos se guardaban durante todo ese tiempo y, al terminar la Cuaresma, las personas se regalaban huevos unas a otras. Además, como en esos tiempos no existían los refrigeradores, los cubrían de una cera para su conservación, de manera que era sencillo colorearlos y decorarlos para repartirlos después. Por eso, cuando se terminaba la penitencia cristiana, volver a comer huevos se convirtió en un verdadero evento masivo.

En la actualidad, para el mundo católico es muy importante esta celebración. Sin embargo, son los niños los más ansiosos con los huevos de Pascua, debido a que ya no son de pato ni de gallina, sino que de sabroso y dulce chocolate.

Si te animas a prepararlos en tu casa, acá te dejamos una receta fácil para que festejes este día en familia.

¿Qué necesitamos?

– 1 kg de cobertura de chocolate.
– Moldes de Huevos de Pascua o figuras de Pascua (conejitos, zanahorias, etc).
– 1 pincel fino.
– Azúcar flor.

chocolate

¿Cómo lo hacemos?

Primero que todo, los moldes que usaremos deben estar correctamente lavados y secados. Luego, debemos picar 800 gramos de la cobertura de chocolate en trozos medianos. Podemos derretirlo en el microondas y probarlo usando una espátula. Se retira un poco de chocolate y lo probamos presionándolo un poco con el labio inferior. Si se endurece el chocolate quiere decir que ya está en su punto.  Luego, agregamos los otros 200 gramos restantes del chocolate reservado, revolviendo hasta que todo esté disuelto.

Enseguida, debemos tomar el molde de los bordes. Introducir el pincel en el chocolate y pincelar el molde desde el centro hacia fuera para que el chocolate se adhiera bien a las paredes. Una vez cubierto, se golpea un poco sobre la mesa para que se acomode perfecto. Luego, guardamos el molde mirando hacia arriba en el refrigerador durante 10 minutos aproximadamente. No es necesario que se enfríe por completo el molde de las cáscara del huevo de pascua, con que quede coagulado estará bien.

Así, retiramos del refrigerador y volvemos a agregar la segunda mano de chocolate. Ponemos el molde boca abajo, sobre una bandeja que esté cubierta de papel mantequilla y lo guardemos en el refrigerador durante unos 25 minutos hasta que queden firmes. Por supuesto, si deseas envolverlos, puedes encontrar hermosos envoltorios de aluminio en las mismas tiendas de venta de chocolate.

Ahora sólo queda esconder los huevitos en diferentes lugares de tu hogar para que los más pequeños salgan en su búsqueda. ¡A disfrutar en familia!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente