Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

Alimentos que siempre (¡siempre!) debes refrigerar

Conservar en lugar fresco y seco, mantener siempre refrigerado, una vez abierto refrigerar, etc. Seguro más de una vez has escuchado o leído este tipo de consejos o recomendaciones en torno a nuestros alimentos, todo con el fin de mantener la mayor cantidad de tiempo posible su frescura y sabor. Pero, ¿sabes realmente cuáles tienes que refrigerar y cuáles no?

Según la recomendación de la FDA, organismo estadounidense que vela por la correcta administración de alimentos y drogas en dicho país, alimentos perecibles como la carne roja y blanca, mariscos, huevos y otros productos del mismo estilo, no deberían estar más de 2 horas en temperatura ambiente, en cambio otros, como los tomates o la cebolla, no.

A continuación te mostramos algunos alimentos y sus respectivos consejos de mantenimiento, porque contrario a lo que la mayoría de las personas piensa, no todo lo que consumes necesita refrigeración.

¿Cuáles sí?

  • Queso: este alimento, sobre todo en sus variedades más blancas como el Gauda, debes refrigerarlo siempre por estar compuesto de leche y otros ingredientes perecibles.
  • Huevos: debido a que son propenso a generar infecciones por bacterias como la salmonella, la recomendación es que siempre mantengamos los huevos refrigerados.
  • Leche: este alimento necesita refrigeración siempre después que esté abierto y debe consumirse a lo más dentro de los primeros 5 días. Cuando está sellada no es necesario.
  • Salsas y mermeladas: en este grupo también entra la mayonesa y sus similares, todos ellos deben ser refrigerados a penas abrimos el envase.
  • Carnes y pescados: debido al alto riesgo de descomposición y contaminación cruzada, estos alimentos siempre deben permanecer congelados.

egg-1510449_960_720

¿Cuáles no?

  • Tomates: este fruto no debes mantenerlo en el refrigerador, esto porque el frío destruye las membranas celulares e impide su correcta maduración, afectando su sabor.
  • Cebollas: además de influir en el olor de tu refrigerador, no se recomienda congelar las cebollas ya que el ambiente húmedo las ablandará generando moho.
  • Ajo: al igual que la cebolla, el ambiente frío afectará su composición, generando moho.
  • Miel: seguro que te ha pasado que has intentado sacar miel, pero está durísima. Eso provoca el refrigerador, por lo que se remienda mantenerla en un lugar fresco y seco.
  • Pan: a menos que sea pan congelado para hornear, no se recomienda conservarlo en el refrigerador ya que provocará que se seque.
  • Café: no es recomendable mantenerlo en el refrigerador ya que absorberá el olor de otros alimentos y perderá su sabor.
  • Aceite de oliva: al igual que la miel, la recomendación es mantenerlo en un lugar fresco y seco, ya que al congelarlo se pondrá más denso y no podrás utilizarlo.

¡Tú eliges!

En el caso de la mantequilla y las manzanas las opiniones están divididas. En el caso de la primera, la recomendación es que se mantenga sin refrigeración si es que esta se está usando constantemente, sin embargo si no va a ser consumida en los próximos día, lo mejor es refrigerarla. Las manzanas a su vez, pueden sobrevivir varios días en temperatura ambiente, pero podrían durar aún más si es que están refrigeradas. Tú eliges.

Toma en cuenta estos consejos para que la vida útil de tus alimentos se extienda por más tiempo.

¿Conoces otros alimentos que deban (o no) ser refrigerados?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente