Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmartgaerhaethaebh

Viajando al estilo cubano

Cuba sin duda es un enigma y muy difícil de comprender si no vives ahí. Son muchas las cosas que observé y que me contaron los propios cubanos, pero de todas formas, nunca será lo mismo si uno va de turista al país.

Ahora bien, como algunos dicen, hay cosas buenas y malas. Sin embargo, limitaré mi post a hablar de los hermosos paisajes y de las posibles rutas a realizar.

Cuba es un país tranquilo y no es peligroso. Por ejemplo, es muy seguro caminar por la calle sola, acá el turista es valorado y cuidado con delicadeza.

Así y todo parece paradójico que todas las casas estén enrejadas. Consulté muchas veces por qué, algunos decían que por los robos, a lo que les respondía, “pero ¿no que aquí el nivel de crimen es muy bajo, por no decir nulo?” Sí, pero para el turista, no para el local, respondían. Mientras, otros me indicaron que las casas estaban así de tiempos anteriores. La verdad es que no sé cuál será la versión real.

La ruta de la isla

Obviamente, los días que dura el viaje determinan cuánto podrás recorrer, y también el ritmo con el que te guste moverte. Aunque nunca faltan los turistas medio locos que van por cuatro días y pretenden recorrer la isla entera.

La isla de Cuba es grande, tiene una extensión aproximada de 1.200 kilómetros y hay muchos caminos en mal estado, lo que hace los recorridos más largos de lo que debiesen ser, así es que recomiendo permanecer a lo menos 10 días, para conocer un poco más que La Habana y Varadero.

La Habana

(3 a 4 días)

Comencemos nuestro viaje en La Habana, donde podrás caminar y perderte entre las calles encontrando en cada esquina algo que observar y con qué deleitarte, ya sea sus antiguos automóviles que no dejan de impresionar, como también sus casas muchas veces casi en ruinas, pero cuyo colorido y tamaño dependiendo donde te encuentres en la ciudad, llama muchísimo la atención.

la-habana3

Créditos: Jeannette Zárate

Después de recorrer la Habana Vieja, el Malecón, el fuerte, el cementerio, los barrios de El Vedado y Miramar, quizás querrás comenzar a moverte por otros lugares.

capitolio-la-habana

Créditos: Jeannette Zárate

¡No olvides visitar también la plaza de la revolución y alguno que otro cabaret nocturno! Aquí, cuando ves al cubano bailando, cuando comienza la salsa, es a mi juicio el único momento en el que conoces al verdadero cubano, alegre, divertido, amable y sonriente.

Viñales

(2 a 3 días)

A dos horas y media de La Habana, se encuentra este municipio perteneciente a la provincia de Pinar del Río al oeste de la isla. Es un bello lugar donde podrás alquilar bicicletas, montar a caballo y/o visitar las playas cercanas, como Cayo Jutías, de aguas turquesas y por supuesto arenas blancas.

cayo-jutias

Créditos: Jeannette Zárate

Para disfrutar bien esta zona del país recomiendo permanecer a lo menos 3 días visitando el parque Viñales, las cuevas de Santo Tomas y del Indio; para mi gusto, no eran muy interesantes, pero el camino hacia ellas es lo rescatable.

viñales

Créditos: Jeannette Zárate

Si te toca estar un sábado en palenque de los cimarrones, todos se van de fiesta.

Lo mejor para mí, fue la playa Jutías y recorrer en bicicleta toda el área del parque. ¡Precioso! Si tienes tiempo, te gusta el buceo y tienes dinero suficiente, muchos recomiendan ir a María la Gorda, en mi caso lamentablemente los traslados eran carísimos, por lo que preferí saltármelo.

Pinar del Río

(1 día)

Aproximadamente a media hora o quizás 40 minutos de distancia de Viñales, se encuentra esta ciudad, menos turística pero igualmente interesante de visitar.

pinar-del-rio-tabaco

Créditos: Jeannette Zárate

Si llegas temprano a este destino, podrás permanecer el día entero conociendo la ciudad y visitando lo más típico de aquí, las tabaquerías.

Si bien el tour que realizan es interesante para entender el proceso del tabaco, la mejor época para recorrer los campos es de octubre a febrero, porque es la temporada de cultivo. Yo visité la de Alejandro Robaina, la más antigua del país.

Cienfuegos

(2 días)

Para trasladarte a Cienfuegos no es necesario volver a la Habana, esto si tienes suerte y logras comprar un pasaje en bus. Si no, en el momento que tengas internet (logras comprar la tarjeta y encuentras una plaza donde conectarte), puedes hacer tu reserva a través de www.viazul.com; un gran avance en este país, sin duda alguna.

Cienfuegos está a 3 horas aproximadamente de La Habana y es una ciudad donde podrás visitar el centro y la plaza del Carmen, el cementerio, catedral de señora de la Candelaria y, por favor, no olviden el estudio de la artista Martha Jiménez, cuyas esculturas y pinturas fueron una gran sorpresa.

artista-martina-jimenez

Créditos: Jeannette Zárate

Si desean visitar algún buen restaurant, les recomiendo Lucky, en pleno centro. El mejor mojito y el plato llamado “Filete de pescado capricho del rey” estaba increíble, lo mejor que probé en todo el mes que estuve.

Varadero

(2 a 3 días)


Dentro de todo mi recorrido, este fue el último lugar al cual decidí ir, ya bien saben que los destinos muy turísticos no me agradan tanto, por eso los evito, sin embargo, debo reconocer que me lleve una grata sorpresa con Varadero. Las playas son bastante lindas y en general es muchísimo mas limpio y desarrollado que el resto de Cuba.

En general mi forma de viajar es un poco más lenta que la del común de los turistas, por lo tanto, si eres de los que viajan rápido, podrás quitarle un día a algunos de los destinos mencionados, logrando conocer todo esto en 10 días. Eso sí, siempre y cuando lleves más o menos organizados los traslados, ya que muchas veces no encuentras locomoción fácilmente; aquí para todo debes hacer largas filas, a no ser que estés dispuesto a desembolsar grandes sumas de dinero utilizando taxis.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente