Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
dino6

Un Gran Dinosaurio: Volver a Casa

¿Cómo sería la tierra si el asteroide que acabó con los dinosaurios hubiera pasado de largo? ¿Cómo sería la vida si todas las películas animadas tuvieran el corazón bien puesto? La respuesta para ambas preguntas es: Un Gran Dinosaurio.

El 2015 es un año redondo para Pixar, la compañía de la lamparita hizo lo impensado y lanzó dos películas animadas muy distintas, pero igualmente valiosas. “Intensamente” creo estructuras narrativas impensadas para una película animada y regreso a la compañía al lugar del que nunca debió salir, el de los genios de la animación. “Un Gran dinosaurio” no es tan rupturista ni atrevida, pero regresa de forma extremadamente conmovedora e inteligente a las temáticas Disney que nos formaron como generación: La familia, la fragilidad de la vida y el camino hacia la madurez.

En más de una ocasión, amigos con hijos me han preguntado cuál creo es la edad correcta para que los niños vean El Rey León; en mi generación la muerte de Mufasa generó más heridas que la partida de Bielsa, y mi respuesta siempre es la misma: A la edad que puedas conversarla con tu hijo. Disney no hace películas para niños, crea películas para la familia, no todos los niños pierden a sus padres, pero todos tienen que crecer y encontrar su propio camino. Lo hizo Bambi, Dumbo, Mowgli y la Sirenita, también lo tendrá que hacer tu hijo.

Un Gran Dinosaurio regresa a ese lugar donde el vínculo entre padres e hijos es sagrado, madurar duele y la amistad traspasa todas las barreras. El dinosaurio Arlo parte el viaje como el más débil de su camada, temeroso y frágil. Sus padres lo protegen y guían, pero el camino se vuelve cuesta arriba y el viaje del héroe comienza. Arlo deberá enfrentarse al mundo que lo rodea y encontrarse a sí mismo, superar la separación, vivir ritos de iniciación con otros y finalmente retornar a casa.  En el camino se encontrará con Spot, un entrañable niño cavernícola que pese a no compartir su lenguaje o especie transita el mismo camino.

El viaje estará lleno de aventuras y de personajes grandiosos,  todos muy bien desarrollados y puestos allí para impactar emocionalmente en el viaje del pequeño dino. Así conoceremos a un adorable Styracosaurus que lleva en sus cuernos pequeños animales a los que nombra con mortíferos apodos y a una familia de poderosos T-Rex vaqueros.

The-Good-Dinosaur-Film

Resulta imposible no emocionarse hasta las lágrimas con una animación que logra con éxito uno de los montajes más cinematográficos hasta ahora vistos en la factoría Pixar, donde el paisaje silvestre atravesado por dinosaurios persiguiendo ganado emociona tanto como el de las mejores películas de John Ford.

anigif_enhanced-24630-1433350535-2

En un universo en que las películas favoritas de los niños son muchas veces gags repetitivos con chistes forzados y canciones pegajosas, da gusto que aún existan películas dirigidas a ellos con la suficiente carga emocional, brillantez técnica y sentido del humor para entretener sin dejar de conmover.

Un Gran Dinosaurio está lejos de ser una obra perfecta y probablemente no ocupará el mismo lugar que Wall-e, Toy Story, Up y Ratatouille en el estante de los clásicos de Pixar, pero desde esta humilde tribuna le decimos: Gracias por existir.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente