Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

¿Seguro que llevas seguro?

Todo sobre: SeguridadViajes

Enfermarse cuando estás de viaje. ¿Qué hacer? ¿Dónde ir? ¿Qué tomar? Son preguntas que te tendrás que hacer antes de partir. Hace pocos días me encontraba realizando otro de mis trabajos habituales como traductora, y llevaba a unos chicos a recorrer Santiago mientras realizaban algunas encuestas para un estudio de mercado. Debían consultar acerca de los seguros de viaje, y quede anonadada con el porcentaje de gente que le da cero importancia a esto a la hora de viajar, siendo que para mí es indispensable cuando emprendo rumbo a otro país.

¿Por qué no compras un seguro de viaje?

De que son caros, claro que lo son, pero no logro entender los argumentos ingenuos para no comprar uno, cosas tan absurdas como: “nunca creo que lo necesitaré”, “no le doy importancia y, si le diera, sería por la pérdida de mi equipaje”, “es plata mal gastada” o “ni si quiera lo he considerado”.

shutterstock_443840548

O sea, personalmente, lo que menos me importa es perder el equipaje, porque evidentemente todo lo que tiene real valor lo llevo a cuestas y jamás se me ocurriría llevar algo extremadamente caro en la mochila. Mi real preocupación va por el riesgo que corres siendo turista: al practicar algún deporte extremo, la posibilidad de tener un accidente por lo pésimo que conducen en muchísimos países, en el caso de que deba devolverme de manera rápida por algún problema en casa o algún daño en mi hogar (cosa no tan rara en el país sísmico que vivimos) o frente a la perdida de algún familiar directo y cercano. ¿Y qué sucede en el caso que tú te mueras? ¿No te parece injusto dejarles el cacho de repatriación a tus familiares? Porque ese sí que sería un problema gordo si es que no tienes seguro, además de caro.

¡No te arriesgues!

Ahora bien, no se trata de ser alarmista y estar pensando que te va a pasar algo, pero te aseguro que no querrás tener un accidente en Estados Unidos o en algún país europeo, recuerden que no en todos la salud es gratis. De hecho, en Europa exigen el seguro de viaje Schengen, el cual debe cumplir ciertas características mínimas de cobertura. Puedes tener la suerte de que no te lo pidan en el aeropuerto, pero también corres el riesgo de tener que adquirirlo allá si no lo tienes. Sugiero revisar información sobre países que tienen salud pública gratuita de calidad, y si es factible ser atendido como turista extranjero.

En el último viaje de 6 meses por Sudamérica que realicé, debo confesar que llevaba seguro para 4 meses solamente, ya que era en teoría lo que duraría el trayecto. Sin embargo, me encontraba en Ecuador cuando expiró y, debido a que en ese país la salud es gratis, pensé que no sería necesario adquirir uno nuevo. Pero luego pasaba a Perú, donde entiendo que el sistema se asemeja mucho al de Chile, y finalmente cruzaría a Chile y luego a Argentina, lugares en donde estaría cubierta. No obstante, durante 18 días corrí el riesgo en Perú, cosa que sin duda no estoy acostumbrada a hacer y juro que nunca más.

shutterstock_454195204

Si bien parece ser un gasto innecesario o plata mal gastada, lo cierto es que si lo compras y vuelves sano y salvo, deberás dar gracias al universo que no te pasó nada, ¡solo fue una inversión en beneficio de tu salud!

Recuerda que en el mercado hay muchas alternativas y las puedes comprar por Internet. Un sitio muy bueno para revisar lo que te conviene es www.comparaonline.cl, donde se ofrecen distintos precios y coberturas de diversas compañías.

No te arriesgues y asegúrate de llevar un seguro. Y si lo obtuviste, ¡ojalá no tengas que utilizarlo!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente