Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

Restaurantes vegetarianos en Santiago

Todo sobre: Salir a ComerSantiago

Cuando visitamos un país nuevo es un tema la comida, sobre todo para los que no comemos carne. Por eso para este verano les dejo tres alternativas a los turistas vegetarianos que vienen a Santiago. Hay varios más donde elegir, pero les recomiendo algunos que conozco y que me han gustado.

Quínoa

A la hora del brunch el Quínoa es uno de mis favoritos. Tiene una opción vegetariana con granola, fruta, yogurt natural y miel, pan integral con palta, mantequilla y mermelada casera, omelette o burritos o un muffin, y jugo natural, café o té. ¿Desayuno de campeones? Aquí está en versión vegetariana y vegana.

Una foto publicada por Quinoa Restaurante (@quinoarest) el

Por supuesto que también hay desayunos y hora del té (ojo con los panqueques con nutella), almuerzos que son increíblemente difíciles de elegir en la carta, y postres de chocolate, coco, helados, pasteles y frutas. Es el lugar perfecto para desmitificar que la comida vegetariana es aburrida. Y si todavía no están convencidos, síganlos en su cuenta de Instagram y entenderán de lo que estoy hablando.

Sólo con leer todas las cosas ricas y saludables que tienen dan ganas de irse al tiro al Quínoa a sentarse en su terraza y pasar la mañana conversando con una amiga. Además todo aquí es lindo, iluminado y lleno de vida, uno de esos lugares donde uno entra y puede ver el cariño que le han puesto.

El Árbol

Es un restaurant vegetariano y tienda orgánica. Junto con la cafetería VOP fue uno de los primeros lugares que visité buscando este tipo de productos. En el barrio precioso de la calle Huelén, es un lugar que no sólo se preocupa de ofrecer comida que sea orgánica, sino que una serie de productos que tienen que ver con cuidar el medio ambiente.

En El Árbol se puede almorzar (les recomiendo la terraza con su sombra y bonitas enredaderas), tomarse un café con algo rico como un muffin, o pasar por algo para llevar, como empanadas o quiches.

Es un lugar acogedor y relajado, como para ir solo o acompañado, en día de pega o durante el fin de semana.

El Huerto

Abrió el año 1980, o sea, es de los primeros vegetarianos (sino el primero) de Santiago. No sólo es un lugar para comer, es una experiencia completa. No sé por qué pero cuando entro me da la sensación de que estoy entrando en un bosque, a otro lugar lejos de la ciudad. Debe ser por la madera y la decoración, todo súper original y característico del lugar.

Eso sí, es lo contrario a lo que les recomendé con el Quínoa: no se metan al Facebook si quieren hacerse una idea, porque en las fotos no dan muchas ganas de probar los platos. Mejor vayan ustedes mismos a probarlo, no se van a arrepentir.

Tienen un menú muy variado, desde ceviche de algas, tofu, ensaladas, sopas, platos veganos y para niños, y hasta postres como el queque al vapor de té verde o cheesecake de berries para los más dulceros.

Después de la comida todavía queda mucho por hacer en El Huerto; tienen clases de yoga y de cocina, además de un continuo interés por el arte, la música y la cultura. Si tres generaciones han pasado por aquí, por algo debe ser. Tanto así que el año pasado fue elegido número 11 dentro de los 25 mejores restaurantes vegetarianos por una publicación norteamericana.

Y si vienen con ganas de shopping, todos estas recomendaciones quedan relativamente cerca de centro comerciales. Te recomiendo leer este artículo donde podrás enterarte de los lugares para comprar electrónica y ropa más barata.

Así que a todos los turistas vegetarianos, ¡ya saben por dónde partir comiendo este verano!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente