Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Recomendado Netflix: Happy Valley, la serie que no estás viendo y deberías ver

Todo sobre: Cine y SeriesNetflix

Un borracho amenaza con quemarse vivo en medio de un parque infantil. La sargento de policía Catherine Cawood (Sarah Lancashire), aparece en escena con extintor en mano. “Me llamo Catherine, tengo 47 años, estoy divorciada y vivo con mi hermana, una ex-heroinómana. Tengo dos hijos adultos, uno muerto, otro que no me dirige la palabra y un nieto”. Ese es el combo inicial de la miniserie policial británica Happy Valley, así nos presentan a la mejor heroína de la televisión actual.

Los desafío a encontrar en la televisión a otra mujer que bordeando los 50 años corra tras los criminales y reciba los golpes. Happy Valley es un thriller inteligente, oscuro y absorbente donde el misterio es secundario porque la verdadera batalla es por la supervivencia femenina en un hermoso valle, que tiene el apellido de feliz, pero que de feliz tiene muy poco.

article-lead-wide62415615115s3eimage-related-articleleadwide-729x410-115s73-png1413452232111-620x349

Happy Valley es la historia de un pueblo marcado por las privaciones y el sufrimiento, donde todo el mundo parece estar perdido en una nebulosa de dolor, drogas y alcohol. No quiero engañarlos, es un dramón oscuro, de esos que te parten el corazón, pero que también nos hace creer en los héroes de carne y hueso.

Catherine Cawood viene de vuelta de lo que todos podemos identificar como una vida terrible, su hija fue violada y quedó embarazada producto de esta violación, dio a luz a un niño, pero no pudo soportar la situación y se quitó la vida. Ella crió al niño sola, su esposo e hijo se alejaron. Nada de esto lo veremos en la serie, eso ya pasó, esta es la historia de cómo una mujer le demuestra al mundo que puede ser mucho más que la suma de sus peores momentos

1

El personaje interpretado por Sarah Lancashire lo es todo en esta serie, la verdadera reencarnación de la Mujer Maravilla, capaz de cargar con sus propios dolores y muertos, sin dejar nunca de hacer su trabajo. Dura, inteligente y compasiva, las pocas veces que Catherine Cawood alza la voz no son para humillar al interlocutor, sino para que éste entienda la importancia de hacer bien la pega.

En esta serie no encontraremos glamour o figuras fetichizadas, acá todo es dolorosamente real, desde la heroína arrastrando el duelo de su hija muerta, hasta el hombre común desesperado y patético que por una mala decisión se convierte en asesino y villano. Sally Wainwright, la creadora de Happy Valley, retoma una práctica antigua y mucha veces olvidada, el cariño y la dedicación en la construcción de los personajes, lo que le permite dar vuelta todos los clichés del drama criminal y encontrar rasgos de humanidad en cada uno de los habitantes del sombrío valle.

6

Siento debilidad por el género policial en general, pero esta mini serie tiene el primer lugar en mi lista de favoritas, es de las que veo una y otra vez, de esas que recomiendo a ojos cerrados. Quizás soy una idealista, una admiradora de los héroes clásicos, esos que al final del día quieren hacer el bien y poner a los monstruos tras las rejas, no lo sé, pero sí sé que es la serie que no estás viendo y deberías ver.

La dos temporadas de la mini serie británica Happy Valley (seis capítulos cada una) se encuentran disponibles en la sección “agregados recientemente” de Netflix.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente