Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

Por qué viajo sola (y por qué lo deberías hacer tú también)

Han sido innumerables las veces que personas me han mencionado lo valiente que soy al viajar sola, es tanto el miedo que en general produce que cada vez que decido partir nuevamente la primera pregunta que me hacen es ¿y con quién vas? A lo que siempre respondo ¡sola!

Es que a estas alturas de la vida, viajar sola no me produce ni el más mínimo de los miedos, pero claro no siempre fue así, por supuesto que sentía temor la primera vez, porque siempre existe el miedo de principiante y debo confesar que siempre que comienzo una nueva aventura este resquemor vuelve a aparecer por unos instantes eso sí, pero rápidamente desaparece. Cada vez resulta más fácil y quizás recién hoy en día podría decir que me siento súper cómoda viajando sola y que no hay nada que me produzca mayor alegría. Tanto es así que debo pensar una, dos y hasta tres veces para comenzar un viaje con alguien, incluso creo que el poder de convencimiento que debe tener aquella persona que quiere viajar conmigo debe ser tan enorme, para sentir que valdrá la pena, esto sin duda refiriéndome a mis amigos(as) en casa.

Créditos: Jeannette Zárate

Créditos: Jeannette Zárate

La primera vez que viajé totalmente sola fue hacia Canadá cuando tenía 23 años, pero en esa ocasión solo se trataba del vuelo, ya que llegaría a casa de parientes. De igual forma era el primer vuelo de tantas horas que realizaba sola y encima con una larga escala de 9 horas en Los Ángeles. Todo resulto bien. Años más tarde se me ocurrió ir a Sudáfrica. Imagínense lo que fue eso, el miedo de llegar a otro continente nunca antes visto, el temor de perderme, de no saber qué hacer en caso de emergencia, de enfermarme, de no poder comunicarme, de tener un accidente o sufrir algún robo, quedarme sin dinero y tantas otras cosas que pasan por nuestras cabezas y que generalmente se deben a comentarios que te hacen terceros.

Creo que me caracterizo por ser una persona que no le teme a nada, ni a nadie, entonces voy por la vida caminando como si nada y creo que es la razón por la cual nunca me ha pasado algo. Cabe destacar que nunca pregunto mucho al momento de hacer alguna locura, ni pienso en las consecuencias que podría tener alguna acción temeraria, ni siquiera me lo cuestiono y sin duda que ahí está la base de todo. Entre menos pienso, más cosas soy capaz de realizar y de paso disfrutar a concho. Ahora bien esto no quiere decir que todo siempre marchara perfecto, pero si tomas las precauciones necesarias, básicas y de sentido común, todo debería ir bien.

Créditos: Jeannette Zárate

Créditos: Jeannette Zárate

El miedo a lo desconocido siempre existirá, salirte de tu zona de confort, donde todo marcha con una rutina perfecta, pero no puedes dejar de hacer cosas o de cumplir sueños por pavor y más aún por aquella cobardía que no te pertenece, ya que muchas veces son de otras personas.

Todos estos miedos van a existir de una u otra manera cuando tomas la decisión de viajar sola(o) por primera vez,  pero ya verás con el pasar de los días que, primero, puedes lograrlo, y segundo, te gustará tanto que no lograrás parar nunca más.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente