Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Pasar el frío con sopitas saludables

El invierno empieza mañana. Se viene y yo me estoy preparando con todo, porque con la presión baja, vivo con los pies y las manos frías. Listas las mantitas, la estufa y el gorro de lana (¡En serio!). La cocina también es parte importante en esta etapa del año. Para evitar la sopas en sobre –que tienen los niveles de sodio por el cielo– es necesario hacerlas uno mismo.

Además, nada como comer algo que uno mismo cocinó. Les dejo estas dos sopitas clásicas para los días de invierno que se vienen con todo. Son la alternativa saludable, es decir, con agua y no con crema, o con leche, si fuera necesario darles un poco más de consistencia.

Sopa de verduras

La tan poco querida por los niños, es de mis favoritas. Esta receta es de zapallo asado, muy fácil.

Primero, picamos el zapallo en trozos para que se asen un poco más rápido, los rociamos con aceite de oliva, sal y pimienta, y los metemos al horno. Yo los meto con cáscara porque después es mucho más fácil quitársela. Dependerá del horno el tiempo que necesites para que el zapallo quede blandito, por eso, cada cierto rato tenemos que mirarlos y cambiarlos de lado.

Mientras tanto, picamos la cebolla en cubitos y la freímos en la sartén. Una vez que esté todo listo, lo metemos a la juguera con caldo (la cantidad depende de cómo nos guste la sopa). Vas probando y rectificando los aliños hasta que encuentres la medida perfecta, y listo.

Esta es una alternativa, pero hay muchas verduras que podemos usar: zapallito italiano, brócoli, espinaca, cebolla, puerros, etc. Y después, podemos inventar combinaciones y agregarle hierbitas frescas para sumarle más sabor a nuestra receta.

soup-1429797_960_720

Sopa de legumbres

Suele ser más espesa que la de verduras e incluso puede llegar a ser un único plato si, por ejemplo, la acompañamos con carne. Para prepararla, cocina las lentejas como siempre pero bien aliñadas, con cebolla picada, zanahoria, zapallo y laurel. Una vez listas, la pasas por la juguera, agregas el caldo y rectificas la sal y pimienta. Super fácil.

shutterstock_334072283

Bonus track: Sopa thai

Les dejo este bonus track, no tan saludable, pero a veces es necesario ponerle un poco de creatividad a la vida. Esta sopita, de inspiración thai, está buena para salir de la rutina y de los sabores que ya conocemos.

Hoy en día, cualquier supermercado vende condimentos y aliños del mundo, así que es fácil armar este plato. Además, es simple de hacer: necesitamos pasta de curry, aceite de coco, leche de coco, fideos de arroz, caldo de pollo, cilantro y, por supuesto, jengibre.

Antes de empezar a cocinar, deja los fideos en agua. Mientras tanto, mezcla el jengibre y el curry, y luego agrega el aceite de coco calentando todo en un sartén. Añade el caldo de pollo, la leche de coco y cocínalo hasta que hierva. Echa los fideos en la misma olla durante unos 6 a 8 minutos. Cilantro para decorar, ¡y listo!

Las cantidades son referenciales porque, obviamente, van a depender de cuántas porciones queremos, pero como todo, es cosa de tiempo y práctica hasta que agarremos bien las medidas.

shutterstock_361061363

Yo me paso el invierno a punta de sopas intentando no morir de frío, y también porque me encantan. Sobre todo en las noches, antes de dormir, una sopita es una excelente forma de terminar el día, sacar conclusiones, bajar las revoluciones y dejar todo lo demás… para mañana.

¿Te gustan las sopas?, ¿cuál es tu favorita?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente