Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
olivia-pope-Ladies-First-840x432

Ladies First: Olivia Pope en Scandal

Por  @negracesante

¿Tienes un minuto para hablar de Olivia Pope? Esa es la consigna de todo aquel que cae en las redes de Scandal. Tres exitosas temporadas y millones de televidentes enganchados a la mujer del pelo perfecto y los inmaculados trajes blancos.

Con su aparición, Olivia Pope encendió algo. Desde su debut en abril de 2012, la televisión no ha sido la misma. Y el slogan tras este éxito parece ser: “No se le da a la gente lo que quiere, se le da lo que necesita”.

olivia-pope-quotes-ftr

Quienes han seguido atentamente la escandalosa vida de Olivia, interpretada por Kerry Washington, durante las tres temporadas de la serie, conocen sus secretos de alcoba tanto como sus tácticas para enterrar problemas en Washington, D.C. Olivia es un personaje fascinante, capaz de enormes pecados y de grandes gestos, que puede pasar de la ética más cursilona a las transgresiones más obscenas y del romance más dulce al amor más masoquista.

La jugada maestra de Shonda Rhimes, la mente tras el personaje, fue resistir la tentación de darle al público otra bonita historia de amor y jugar todas sus cartas en la creación de una anti heroína.

El personaje de Olivia Pope de alguna manera ha empezado a influenciar el resto de la televisión. No solo por romper el tabú de tener a una mujer afroamericana como heroína de una ficción televisiva, sino también al demostrar que es posible protagonizar tantas traiciones, conspiraciones y giros de guión como las que enfrenta Jack Bauer en 24 y Frank Underwood en House of Cards, sin dejar de lado la siempre vilipendiada historia de amor.

En una cultura popular donde las mujeres, especialmente las de raza negra, tienen la carga adicional de no solo ser un personaje, sino también un símbolo, la Rhimes creó un personaje femenino complejo y amoral, que no es un “modelo a seguir”. Un personaje tan moralmente ambiguo como cualquier Walter White o Frank Underwood, y que no pide disculpas por eso.

c086e29af670fb77d713b559d1ae9e8b

Si la comparación les parece exagerada y están pensando en que la Pope aún no asesina a persona alguna, me permito recordarles que Olivia miente, manipula y engaña, todos los días. ¿O acaso no la hemos visto plantando evidencias falsas, manipulando elecciones presidenciales y mintiéndole a su propio equipo?

Olivia es cómplice y pieza fundamental de un gobierno que constantemente rompe las reglas. Hemos visto como bajo sus narices se torturan y asesinan personas. Así las cosas, Scandal a ratos podría ser un 24 con mejor ropa. Y la protagonista, con el sombrero blanco de la virtud, un monstruo envuelto en piel humana.

Así como Olivia Pope está lejos de ser un estereotipo aburrido de lo que las mujeres deben ser en televisión, también lo está de ser una buena persona luchando por hacer del mundo un lugar mejor. ¿Hay algún problema con eso? No, ninguno.

kerry-washington-1024

No nos importa que sea “la otra mujer” del presidente de los Estados Unidos o que su nuevo novio sea capaz de cometer asesinatos a sangre fría. Nada importa cuando se trata de Olivia Pope.

Hace rato que los espectadores abandonamos la fantasía de que nuestros protagonistas deben ser moralmente intachables y si abrazamos a Tony Soprano y Walter White, no hay razón para no hacerlo con Olivia Pope.

No se trata de ser la villana de la serie. Joan Collins y Cruella de Vil lograron eso, años luz antes que Kerry Washington aprendiera a alisarse el cabello. El desafío de Olivia Pope es ser una de las primeras anti heroínas de la televisión. 

Bienvenida, anti heroína de la televisión.

En Netflix puedes encontrar las tres primeras temporadas de Scandal. Enciende , el LG Smart TV y entrégate al ESCÁNDALO.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente