Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Navidad a la chilena en dinamarca-Giannina Mundaca-vivirsmart

¡Navidad a la chilena en Dinamarca!

Hace nueve meses que dejé Chile para recorrer el mundo y nunca se me pasó por la mente qué haría para navidad. Hoy a puertas de que “Santa” haga su visita me encuentro instalada en Copenhague, capital de Dinamarca, y entre algunas de las diferencias he tenido que lidiar con un frío que cala los huesos, adornos por montones y una cultura totalmente diferente a la nuestra.

¡Glædelig Jul! o ¡Feliz Navidad!

Cuando pienso en mis navidades anteriores -sí como en el cuento de Scrooge– sólo puedo recordar esos 30 grados de calor en Santiago, uno que otro Viejo Pascuero sofocado al interior de una multitienda, el intercambio de regalos en la oficina o la escapada de fin de año para pasar las fiestas con mi familia en La Serena… Sin más ni menos una navidad bastante “a la chilena”, pensando más que nada en poder tomarse unos días de la pega y relajarse en vez de este concepto navideño de frío, luces y villancicos. Este año sin embargo, luego de haber recorrido nueve países alrededor del globo, para terminar viviendo en Dinamarca y con residencia europea para un año más, vengo recién a entender de qué se trata esta “blanca navidad”.

Navidad a la chilena en dinamarca-Giannina Mundaca-VivirSmar1t

Y es que los daneses se toman en serio las celebraciones navideñas, si parece que estuviéramos dentro de una de estas bolas con pequeñas aldeas a su interior, cargadas de adornos y que al agitarlas se cubren de nieve. Salvo por la falta de nieve, Copenhague se ve igual. Antes de empezar diciembre cada edificio público cuenta con luces en la fachada y un árbol natural de pino ¡Perfecto! De esos que dibujábamos cuando chicos y que además es posible encontrar en las florerías para que las familias se lleven algo similar a sus casas y lo adornen el día 23 de diciembre. Nada que ver con lo que pasaba en mi casa cuando armábamos el árbol el 8 para desarmarlo el 8 de enero, fecha en la que el pobre ya estaba seco y destartalado sobre el piso del living.

Otra de las curiosidades con las que me he encontrado es de celebrar el “Hygge” lo que engloba toda la víspera de navidad y comienza el mes de noviembre cuando las principales marcas nacionales de cerveza hacen su lanzamiento de la edición navideña. La noche del lanzamiento un camión cervecero recorre los bares repartiendo una cerveza negra y espumante que luego se adquiere en los supermercados.

A partir de diciembre es tradición beber “Honningsyp”, una bebida a base de una mezcla de licor y miel que se pone al interior de una botella marcada con 24 días. La tradición dice que se debe beber un trago por cada día hasta navidad… bastante alcohol circulando en estas fechas

¿Será para pasar el frío me pregunto yo?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente