Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
got

Los 15 mejores momentos de Game Of Thrones

A dos semanas del estreno de la quinta temporada del juego de los tronos, me siento frente al teclado con la difícil misión de elegir los 15 mejores momentos de la serie.

Bodas sangrientas, épicas batallas y dragones se pelean los primeros lugares de este ranking que, si bien está armado en base al gusto personal, pretende encender el fuego valyrio en los ojos de quien se anime a leerlo completo.

*Advertencia: Usando la jerga de Game Of Thrones así como el invierno se acerca, también lo harán los spoilers en este recuento, así que lea bajo su propia responsabilidad.

  1. “Littlefinger” tira a la loca del bosque al vacío

d-rooooooooop

Nadie lloró la muerte de lady Lysa Tully. La Señora del Nido de Águilas y del Valle de Arryn era una loca traicionera que merecía ese castigo por el solo hecho de amamantar en público a su hijo de 8 años. ¡Por el amor de Westeros, ese niño ya tenía edad para ir al campo de batalla!

Mientras su cuerpo cae al vacío recordamos las palabras que Petyr Baelish le dijera al bueno de Ned Stark en la primera temporada: “Te lo advierto, no confíes en mí”. “Littlefinger” no es una simple cucaracha despechada llorando por el amor de la mujer que no lo eligió, es un estratega peligroso dueño de una ambición sin límites.

  1. El juicio de Tyrion Lannister

1000 copia

00-prancing-tyrion

El dolor de Tyrion en el estrado al ver como la mujer que ama lo traiciona, mientras su hermana sonríe y su padre permite que se lo acuse injustamente de haber asesinado a su sobrino, se trasforma lentamente en rabia y estalla en un monólogo de resentimiento y odio contra su nefasta familia.

Para Tyrion Lannister fue el discurso de su vida, para nosotros la confirmación de que es el personaje más fascinante de todo el Juego de Tronos.

  1. La confesión de Jaime Lannister

RekkaKingslayer

tumblr_mlzwkvIHAb1rvm00mo1_500

Es difícil querer al “Kingslayer”. Dueño del apodo más letal de los Siete Reinos, es capaz de lanzar a un niño desde la ventana más alta de una torre y sostener fogosos encuentros sexuales con su hermana. Sin embargo, en la tercera temporada inicia una dolorosa transformación que comienza con la pérdida de una mano y termina con una escena de redención donde reconoce entre lágrimas que asesinó al Rey Loco para impedir que este condenara a muerte a todos los habitantes del Desembarco del Rey.

Jaime es un héroe, pero carga con el peso del escudo de su familia. Es un Lannister y a los leones se les exige ser despiadados.

  1. Los leones se enfrentan: Tyrion asesina al viejo Lannister

Y3U73tk (1)

Tyrion Lannister, el personaje más noble y querido de la serie, mancha sus manos con sangre en una de la escenas más íntimas y violentas de la última temporada. Descubre que la mujer que ama es ahora la amante de su padre, hay una lucha y la estrangula hasta la muerte. “Lo siento”, dice y luego llora. Toma una ballesta y se dirige al cuarto de baño donde está su padre. Las palabras sobran y el todopoderoso Tywin cae muerto con los pantalones abajo.

Game of Thrones nos recuerda que así como puede redimir con una dolorosa confesión a uno de sus más grandes villanos, también puede condenar al más entrañable de sus héroes. Un giro de guión tan audaz como cualquier decapitación pública.

  1. La muerte de Ygritte: “You know nothing, Jon Snow

iEZ7LIDpInaww

Los amantes condenados. Los Romeo y Julieta de nuestra fantasía medieval se encuentran por última vez en medio de una feroz batalla. La joven salvaje con cabellos de fuego pronuncia su último “No sabes nada, Jon Nieve” y muere en los brazos del hombre que amaba y odiaba.

La muerte de Ygritte es la más clásica y con menos gore que nos ha entregado la serie. También la más triste y dulce.

  1. La batalla en el muro: “¡Suelten la Guadaña!”

wall-slice

giant-arrow

Las mejores batallas son esas en que un grupo de valientes, varados en un ambiente inhóspito y en evidente inferioridad numérica, se enfrenta en un combate a muerte contra el enemigo. Sumémosle gigantes, mamuts, una guadaña y un muro de hielo de 700 metros de altura y tenemos algo nunca antes visto.

Como olvidar esa escena, en medio del caos, cuando un gigante logra colarse en el pasaje que conduce al Castillo Negro. Los miembros más jóvenes de la Guardia de la Noche recitan los votos con que juraron proteger el muro, saben que van a morir, pero están dispuestos a sacrificar sus vidas con tal de detener a la bestia.

La fantasía y los efectos especiales al servicio del espectáculo, montañas de CGI y un ritmo que ya quisiera Peter Jackson para sus soporíferas batallas en El Hobbit.

  1. La pelea de Oberyn: ¡Mis ojos, oh, mis ojos!

chanpion

giphy (4)

El príncipe Oberyn Martell de Dorne había demostrado ser un buen tipo, dispuesto a poner su vida en riesgo con tal de vengar la muerte de su hermana y de paso salvar a nuestro querido Tyrion de un combate imposible de ganar.

El problema se originó cuando el compatriota Pedro Pascal olvidó la primera regla de las peleas cuerpo a cuerpo y optó por aleccionar discursivamente a su contrincante durante la batalla. El resultado: en medio de su discurso de venganza, esa máquina de matar conocida como “La Montaña”, le atravesó los ojos con sus pulgares y aplastó su cabeza contra el suelo.

Un espectáculo de sangre y sonidos inesperadamente explícito que quedará grabado en nuestras retinas para siempre.

  1. La caída de Astapor: “¡Dracarys!”

pajibaGoTepsDanyAstapor3-thumb-500x281-70007

Daenerys Targaryen vaga por el desierto en búsqueda de un ejército poderoso que le permita viajar a Poniente y recuperar el Trono de Hierro. En la ciudad de Astapor decide entregar uno de sus dragones a cambio todos los Inmaculados en existencia. Sus asesores le advierten que ningún batallón vale un dragón, pero la joven no está dispuesta a escuchar opiniones. Una vez que los esclavos le son entregados, la última descendiente de los Targaryen da la orden de ataque y su dragón quema vivo al esclavista con el que acaba de cerrar el trato.

La caída de Astapor es la primera vez que vemos a los dragones respirando fuego a la orden de un “dracarys” pronunciado oportunamente y el momento en que la rubia Targaryen se convierte en uno de los personajes más poderosos de la historia.

  1. La muerte de Joffrey: No te deseo mal, pero ojalá te gobierne Joffrey Baratheon.

joff-03 (1)

anigif_enhanced-buzz-3959-1338313489-4

Game of Thrones fue la primera serie que tuvo a su público de rodillas pidiendo la muerte de un niño de 13 años.

El rey más odiado en Poniente, nacido del incesto de la reina Cersei y su hermano Jaime, fue durante cuatro temporadas el mejor villano de la televisión. El pequeño consentido, nos entregó las cuotas más altas de sadismo y cobardía desde el primer minuto, ya fuera exigiendo la muerte del hijo de un carnicero, poniendo la cabeza del padre de su prometida en una estaca o atravesando con flechas de ballesta el cuerpo de una doncella.

El joven Joffrey murió virgen, atragantado en su banquete de boda, en una secuencia lenta y dolorosa que estuvo al nivel de su infinita crueldad. La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena, pero eso no corre con un cabro chico tan despreciable como Joffrey. ¡Larga muerte al Rey!

  1. La muerte de Viserys Targaryen: ¡Acá tienes tu corona, ruciecito!

PORT

anigif_original-grid-image-23743-1370734906-4

Viserys Targaryen, ganador indiscutido del premio al hermano del año, está convencido de ser el legítimo dueño de la corona, pero carece de un ejército para reclamar su lugar en el Trono de Hierro, así que vende a su hermana a Khal Drogo, jefe de una tribu de salvajes, quien le promete a cambio 10.000 hombres para conquistar los Siete Reinos.

Una vez que Daenerys se libera del yugo de su hermano, la tribu dothraki la convierte en su reina. Viserys se siente desplazado y no puede soportarlo. Amenaza a su hermana con un cuchillo y exige se le entregue el ejército prometido. “¡Soy el dragón, quiero mi corona!” grita. Sus plegarias son escuchadas: Khal Drogo anuncia que le dará su corona, derrite uno de sus medallones en el fuego y vierte el oro hirviendo en la rubia cabellera de Viserys.

Una muerte poética, en la que Drogo cumple la promesa de entregarle a Viserys su anhelada corona. ¡Allí tienes tu coronita, rucio!

  1. La Batalla del Aguasnegras

anigif_enhanced-buzz-23125-1370736529-1

Esta es la batalla que redefiniría para siempre la noción de combate y espectáculo en la televisión.

Una solitaria flecha de fuego es disparada y detona a lo lejos un barco repleto de fuego valyrio. Las embarcaciones enemigas son instantáneamente destruidas y los invasores son enviados al otro mundo en una nube de fuego verde. La explosión en sí misma es hermosa y crece y crece, mientras enormes nubes de ondulantes llamas verdes inundan el cielo nocturno devorando los esqueletos de los barcos que van desapareciendo en el agua.

  1. El Perro enseñándonos un par de lecciones sobre la vida: “There’s no safety, you dumb bitch

135

En uno de los momentos más emotivos del final de la cuarta temporada, el Perro le lanza a Brienne de Tart un sentido y desgarrador diálogo defendiendo su derecho a cuidar a la hija menor de los Stark: “¿Seguridad? ¿Qué mierda es eso? Su tía está muerta, su madre está muerta, su padre está muerto, su hermano está muerto. Winterfell es un montón de escombros. No existe la seguridad, perra estúpida. Si aún no comprendes eso, no eres la indicada para cuidarla”.

El Perro, podrá ser uno de los asesinos más despiadados de Westeros, pero se ha encariñado sin darse cuenta de esta niña huérfana y como cualquier perro fiel está dispuesto a dar su vida con tal de defender su derecho a cuidarla. 

  1. El nacimiento de la Madre de Dragones

tumblr_ln2qxlZvwm1qaudh5

La escena que cierra la primera temporada de la serie, nos muestra a Daenerys Targaryen entrando en una pira ardiente con los tres huevos de dragón en sus brazos, convencida de que en su venas corre sangre de dragón y de que el fuego no podrá dañarla.

Las llamas se convierten en humo y la joven emerge a la mañana siguiente sana y salva, llevando enroscados en su cuerpo tres dragones bebés. Daenerys renace de las cenizas convertida en una mujer dragón con una sola meta en mente: ser la primera mujer sentada en el Trono de Hierro de los Siete Reinos. Y esta escena está destinada a convertirse en uno de los momentos decisivos de la televisión de esta generación.

  1. La muerte de Ned Stark

ed-stark-beheaded.game_.of_.thrones

Si existe un momento en que comprobamos que Game of Thrones se rige por reglas propias fue en la cruenta y sorpresiva ejecución del patriarca de la familia Stark y héroe de la historia.

Más allá de la constante tendencia a morir en pantalla de Sean Bean, en la gran mayoría de sus papeles, esta muerte se sintió tan inesperada y brutal como si Vince Gilligan hubiera asesinado a Walter White al inicio de Breaking Bad.

Ned encarnaba la bondad, la nobleza y el honor en la serie, el mejor personaje, el mejor hombre, interpretado por uno de los actores con más peso dentro de la serie, en el centro de la historia y con su rostro en todos y cada uno de los carteles promocionales. Pero nada de esto fue suficiente para salvarlo de morir decapitado cuando recién habíamos calentado motores con la historia.

Después de su muerte, solo es posible rendirnos antes el Juego de los Tronos y asumir que ya forma parte de nuestra cultura pop.

  1. La Boda Roja: “Los Lannister envían sus saludos”

tumblr_mntlzsvNd21r1qhd4o1_500

red-wedding-stabs-baby

tumblr_mnsxjvebo91qadi39o1_500

El primer lugar de este ranking no podía ser ocupado por ninguna otra escena. La Boda Roja, una masacre cuidadosamente planificada para hacer que todos los televidentes se tomarán la cabeza a dos manos y gritaran al unísono “espera, esto no puede estar pasando”.

Imaginen el momento más aburrido de una boda. La cena terminó, nadie baila y todos parecen estar decidiendo si salir a fumar o tomar un caballo que los lleve de regreso al campamento. De pronto la banda comienza a tocar una canción que te parece familiar. ¡Paren todo! ¡¿The Rains of Castamere no es el himno de los Lannister?! Una lluvia de flechas cae desde los balcones y se desata la carnicería: los últimos miembros adultos de la dinastía Stark, Robb, Talisa y Catelyn, caen muertos antes de que puedas pestañear.

La Boda Roja termina con la rebelión del norte y con nuestra fe en todo lo que es bueno y justo en esta tierra. El Norte nunca olvidará. Nosotros tampoco.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente