Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

¿Lluvia o sol? La importancia de considerar el clima en un viaje

Todo sobre: ClimaConsejosViajes

Por alguna razón me han consultado en los últimos días por distintos destinos y me he dado cuenta de que en general las personas que no tienen la costumbre de viajar consideran poco y nada el clima a la hora de tomar un vuelo.

Personalmente, este es el punto de partida cuando decido dónde viajar, es que simplemente no considerarlo puede significar estar en pleno hemisferio norte con temperaturas que pueden llegar a los -50 grados, como en caso contrario estar en países asiáticos, africanos e incluso americanos con 40 grados de calor. Ambos extremos son bastante limitantes y harán que estés probablemente encerrado en el hotel u hostal o donde quiera que estés alojando. Claro que el frío, a mi juicio, es mucho más complicado, partiendo por todo lo que tienes que acarrear contigo.

Sin duda que el cambio climático ha hecho lo suyo. Así es, porque de los años de infancia que viví en Canadá, jamás recuerdo haber tenido temperaturas remotamente cercanas a los 30 grados en pleno verano. Hoy el termómetro en verano puede alcanzar mucho más que eso. Está todo tan variado que es necesario establecer lo que te gusta más, porque los extremos son bien desagradables. A nadie le gustará estar en Rusia en pleno invierno, a no ser que quieras ir a esquiar, o al sudoeste asiático en plena época de monzón. Habría que estar completamente loco para tomar un vuelo que te deje literalmente inmovilizado en el hotel.

¿Calor o frío?

Según lo consultado, la gran mayoría de las personas prefieren épocas de calor a la hora de viajar. Siendo una persona que camina muchos kilómetros mientras recorre una ciudad o realizando trekking en diversos senderos, y a que poco y nada se relaja en una playa de guatita al sol (a no ser que lleve muchos días caminando sin cesar), prefiero temperaturas más frescas, siendo el otoño e incluso la primavera las mejores estaciones para disfrutar un país. En ambos casos, además, logras observar la maravilla de la naturaleza con sus impresionantes destellos de colores.

Ahora bien, están los países tropicales, que claramente no tienen estaciones definidas y puedes recorrerlos prácticamente todo el año. Pero ojo, siempre hay épocas más lluviosas y que a veces resulta bien abrumador, sobre todo si no estás acostumbrado y te deprime la lluvia. En mi caso particular los encuentro fascinante, ya que de un momento a otro llueve con calor y al cabo de un rato, deja de llover y te secas con mucha rapidez. Esto, siempre y cuando no lo acompañe tanta humedad.

Sin duda que todas las experiencias son entretenidas, pero te aseguro que el deleite será directamente proporcional a tus gustos climáticos, y si no los consideras, te puedes llevar una gran sorpresa o terminarás pasando un muy mal momento.

Organizar un viaje en torno al clima de cada país no deja de ser un tema muy interesante ¡No olvides de tenerlo en cuenta!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente