Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
mochileros-VivirSmart2 (1)

Lecciones de vida que aprendiste mochileando

Todo sobre: MochilerosViajes

A pesar de que muchos ya estamos en cierta edad en que optamos por viajes llenos de comodidades y confort, es cierto que más de uno tenemos alguna buena anécdota de esos años en que no importaba salir con la plata justa o dormir en el suelo.

Todos hemos sido mochileros

Algunos más que otros, tenemos experiencias de esos viajes a la playa con un grupo de amigos. Eran infaltables las planificaciones previas y definir qué haríamos. La gran mayoría sufrió consiguiendo esos permisos paternales casi imposibles, antes de los 18 años, pero ya estando en la universidad estos se hacían más fáciles. Incluso reunir el dinero, ya que podíamos trabajar para juntar el dinero suficiente para nuestra aventura veraniega.

mochileins-VivirSmart2

De estos paseos y veranos de mochileo y salidas playeras, podemos definir que aprendimos las siguientes lecciones:

La tolerancia

Por muy amigos que seamos, hay ciertas cosas que aparecen en el día a día con las que no convivimos con nuestros amigos. Van desde quién cocina, hasta quien ordena o el sinnúmero de “mañas” que pueden tener cada uno de ellos. Recordemos que la vamos a pasar bien y no hay nada que no se pueda decir, siempre que sea de buena forma.

La solidaridad

Cuando salíamos en manadas de amigos, realmente no importaba quien tenía más o menos dinero, era increíble la comunidad que se formaba en esas semanas de vacaciones, en que todo se compartía y cada peso se utilizaba para un bien común.

Amistades donde menos lo esperábamos

En los mochileos al campo o la playa, muchas veces se integraban las novias o parejas de nuestros amigos. Muchas veces no los conocíamos tanto, pero la estancia juntos generan una cercanía que, por mucho que no los sigamos viendo, nos acordamos de aquella química que solo la playa puede darnos.

mochileros -VivirSmart (1)

Olvidar lo material

Por último, varios miramos con nostalgia aquellos tiempos en que lo material era secundario y no importaba tanto tener de “todo”. El mochileo nos inhibía esa sensación, más que nada, sólo necesitábamos lo preciso y, sobretodo, una buena compañía.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente