Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
VivirSmart

Intenciones de Año Nuevo: 2017

Todo sobre: Año Nuevo

Se va el 2016, el año más intenso de la última década. Una tras otra, no han dejado de pasar cosas no sólo a mí sino que a muchas de las personas que conozco. Es que es el año chino del mono, pero paciencia, no termina hasta enero así que si tu año también ha estado movido todavía nos queda.

Antes de recibir al 2017 es necesario mirar para atrás. No demasiado, porque nuestra vida no va en esa dirección, pero sí para sacar conclusiones, aprender y también para valorar cuánto hemos avanzado, los desafíos que hemos superado y el camino que hemos recorrido.

Cuando termina un año es bueno ver lo malo y también lo bueno, los errores y los aciertos, lo que aprendimos, lo que nos gustaría haber hecho diferente, lo que nos gustaría mantener en nuestra vida y lo que queremos sacar para siempre. Es un lindo proceso de reflexión que nos ayuda a mirar con perspectiva nuestra vida. Al menos a mí me gusta hacerlo.

La vida que queremos vivir

Aunque a veces pensemos lo contrario y otras veces nos sea más cómodo no pensarlo, somos dueños de nuestra vida. Y cuando nos sentamos a darle intención, le damos dirección a nuestra mente, que es dispersa y olvidadiza, y necesita tareas específicas. Así podemos seguir una guía donde volver cada cierto tiempo si nos sentimos algo perdidos.

anuev

Las intenciones de Año Nuevo tienen que ver con nuestras decisiones cotidianas, que aunque a veces parecen poco importantes son las decisiones que finalmente articulan la vida que vivimos. No se trata de ponernos metas a cumplir, porque eso nos agota y nos produce ansiedad: lo que hacen las intenciones es darle mayor protagonismo a las emociones que nos hacen felices.

Para eso, antes tenemos que hacernos una serie de preguntas sobre nuestra vida y sobre nosotros: ¿qué cosas nos hacen sentirnos alegres, nos dan satisfacción, energía? ¿Qué cosas le dan sentido y propósito a nuestra vida? ¿Qué es lo que nos apasiona? ¿Cuáles de estas cosas dejamos de lado porque no tenemos tiempo, porque nos sacan de nuestra zona de confort o porque se nos olvidan?

También podemos pensar en palabras o ideas; lo que sea que nos recuerde dónde queremos poner la energía este año que empieza. Si meditas, puedes pensar en algo que te gustaría practicar en tu vida y repetirlo para integrarlo en tu mente, y luego en tus acciones (el poder de los mantras es mucho más fuerte del que imaginamos).

Manos a la obra

Soy una convencida de que no podemos vivir la vida a medias, al menos yo vine a vivirla con todo lo que tiene y no quiero nada menos que todo lo que sea posible vivir. No se trata de cambiarnos de trabajo, o tal vez sí, cada uno de nosotros sabe. Lo importante es tomar nuestra vida y hacernos responsable de ella, no dejar que pase sin darnos cuenta, no ser el tipo de personas que a cierta edad miran hacia atrás y se preguntan cómo llegaron hasta ahí.

Por supuesto que hay que dejar parte de nuestra vida a la sorpresa, a la aventura. Y las intenciones de Año Nuevo no tienen nada que ver con eso, sino con la libertad que ganamos cuando somos dueños de lo que hacemos. Cuando podemos decidir quiénes queremos ser, y lo somos. Así que a vivir con todo. ¡Bienvenido 2017!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente