Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Grandes Mujeres de la Historia: Helen Keller, la activista defensora de los discapacitados

Todo sobre: CulturaMujeres

Desde un tiempo a esta parte, el mundo ha profesado que las personas con capacidades distintas o que necesiten más esfuerzo para comunicarse o desplazarse, deben gozar de las mismas condiciones que el resto.

La igualdad es un tema que va más allá de lo social, económico y político y bien debiera transgredir a elementos más importantes como la búsqueda del bienestar general de las personas del planeta.

Por eso, conocer una historia como la de Helen Keller, quien fue una mujer que superó las barreras de la discapacidad en tiempos en que la desigualdad de género era bastante más evidente y fuerte que hoy por hoy, es simplemente algo que debemos destacar.

Helen Keller

La norteamericana Helen Keller nació en 1880 en una pequeña localidad ubicada en Alabama, proveniente de una familia numerosa, en la que su padre era el editor del periódico del pueblo donde vivían. Cuando Helen tenía un año y medio de edad, sufrió una repentina y fulminante fiebre que le dejó secuelas irreversibles: quedó ciega y sorda.

Sin embargo, pese a los adversos pronósticos, Helen logró salir adelante, desarrollando un lenguaje de señas con la hija de la cocinera de su hogar.

En un movimiento impensado para la época, la madre de Helen contrató a una profesora con problemas de visión, llamada Anne Sullivan, quien se instaló en casas de los Keller cuando Helen tenía siete años. Desde ese tiempo, ambas cultivaron una amistad que fue más allá de lo académico, y aprendieron a superarse de manera extraordinaria.

La superación

Luego de aprender a comunicarse mediante el sistema braille y otras técnicas, Helen logró graduarse con honores en la universidad, pudo publicar libros contando su experiencia única y, siempre junto a Anne, recorrió el mundo dando charlas motivacionales sobre sus vivencias.

Ambas aprovecharon su popularidad para alentar sobre la votación femenina y abogar por los derechos de los más desprotegidos.

Helen murió en 1961 como consecuencia de una serie de derrames cerebrales que la mantuvieron alejada de la vida pública, pero ella siempre se las arregló para alzar su pensamiento frente a la adversidad.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente