Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Grandes mujeres de la historia: Adrienne Bolland

Todo sobre: CulturaMujeres

Como ya lo hemos relatado antes, han existido grandes mujeres que han cambiado la historia del mundo con acciones mínimas. Sin embargo, encontramos otras que, efectivamente, han realizado grandes proezas para entrar con bombos y platillos a los anaqueles mundiales.

Adrienne Bolland es una de ellas. La primer piloto del planeta, comenzó a serlo debido a la necesidad de cancelar deudas por su ludopatía. Suena algo inverosímil, pero a comienzos del siglo pasado, las historias de este tipo se sucedían unas tras otras y las personas debían acudir hasta lo impensado para dejar de ser morosos.

La pequeña ignorada

Adrienne Bolland fue la séptima hija de un total de siete, por lo tanto, su infancia estuvo marcada por la indiferencia hacia ella, debido a que eran otros tiempos, el trabajo escaseaba y sus padres no daban abasto para tantos hijos. Por esta razón, Adrienne comenzó a independizarse poco a poco y a ganarse la vida de las más diversas maneras. En una de sus tantas salidas disipadas, y en medio de tremenda juerga, se le ocurrió ser piloto. Así sin más. Fue tal su convicción que un amigo de ella le creyó, apoyándola para lograr su cometido y contactándola con el constructor de aeroplanos Renneé Caudron, quien la acogió en su cuartel general.

Tan solo dos meses después ya tenía su licencia de vuelo, para luego ser impulsada por la mente comercial de Caudron, quien pensó que si una mujer era capaz de pilotar, el resto del mundo creería que sería algo muy fácil y, por ende, más lucrativo para él. Por lo mismo, comenzó la idea de las travesías por las que Adrienne se hizo famosa.

Las proezas de Adrienne

Adrienne fue la segunda mujer en pilotar un avión G3 por sobre el Canal de la Mancha. Su ambición por romper récords se incrementó y fue así como se convirtió en la primera mujer en cruzar la Cordillera de Los Andes, con tan solo 40 horas de vuelo a sus espaldas. Por estas dos proezas, la muchacha ignorada por su familia pasó a la historia de la aviación mundial.

Bolland se casó, era que no, con un pilioto llamado Ernest Vinchon, con quien formó parte de la resistencia aérea durante la Segunda Guerrra Mundial.

avionnn

Adrienne terminó sus aventuras, falleciendo a los 79 años, el 18 de marzo de 1975 en su ciudad natal, París.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente