Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Fui-a-ver-el-mundial-800x534

¡Fui a ver a Chile!

Todo sobre: FútbolMundialViajes

Sé que no es una novedad lo que voy a decir, pero con tanto amargo que no deja ver el mundial en “paz” (por suerte no es mi caso) y muchos odiosos dando vueltas, no está demás recordarlo: grandes eventos como éste son meras excusas para juntarnos en el 3D más fiel que pueda existir y gritar juntos los goles de Chile con tanta o más potencia que un XBoom.

Las que vienen son 3 historias. La única diferencia con las de ustedes es que ellas son mis amigas y no pudimos gritar gol juntas porque…

Su hermana y la tele nueva la secuestraron

La china, como me gusta decirle a la Pia Figueroa, iba a ver el partido conmigo, no con la Andreita, su hermana chica. No es que tuviera que darle mamadera justo mientras los Socceroos saltaran a la cancha frente a la Roja: ambas comparten un departamento en el lindo barrio Bellas Artes desde marzo, mes en el que la más chica se vino a estudiar a la capital, cual Carmela en la Pérgola de las Flores.

La vida, las juntas y el ecosistema en esos “centros de operaciones” que tiene una antes de crecer definitivamente cambió. Y para bien. Había alguien más para echar la talla, cocinar, reírse, poner las cuotas para las juntas y sumar a esa familia que se arma por derecho propio. De a poco han decorado el espacio y aspiramos (sí, aunque sea una afuerina yo también) a que sea cada vez un hogar más acogedor. En esa onda llegó un LED LG del que no nos podemos despegar. Obvio que ya lo inscribieron AQUÍ y que el viernes pasado fue la estrella.

Compraron comida (con mucha anticipación, porque la comida preparada COLAPSA en estos días), descartaron el asado (no precisamente porque lo pidiera el intendente y se lanzaron en una sesión atrapante de 90 minutos de acción. Colocolinas como ellas solas, se lo gritaron todo y de mí ni se acordaron… No las culpo.

FOTO 1

En… ¡¿el avión?!

Mi querida partner-superproductora en Rock & Pop, Joce Acuña, hizo todo más flash que de costumbre el viernes pasado: tenía los minutos contados porque se iba a Calama a ver a su papá y a pasar el fin de semana del ídem con él. ¿Detalle? El vuelo justo sería a la hora de nuestro debut mundialero, así que no debía quedar ningún pendiente y nada más que ocupara su cabeza que la pelotita… y rogar para que no hubiesen retrasos.

FOTO 2

¿Cómo lo haría para seguir el partido desde miles de pies de altura? El lunes me llegó contando: mientras volaba al norte, como no había ni tele ni radio, fue nada más ni nada menos que el Capitán el que se encargó de dar unas emocionadas y graciosas buenas nuevas a los pasajeros. Cómo todo el primer tiempo se lo pasaron en el aire y la única conexión con el mundo en tierra firme era piloto, él tuvo que contar que Alexis y el Mago habían convertido. Inolvidable… No sé si más que la sensación de la Joce cuando llegó después de cruzar medio país para ver a su familia y justo toparse con el gol del 3-1.

En la (mejor) pega (del mundo)

Trabajo produciendo un programa en la radio que yo creo que es el más bacán de la galaxia. Se llama Radar Rock & Pop y quise que nuestra edición del partido, que a lo mejor alguien escucharía como fondo en vez de algún relator, estuviera a la altura. Me hice de unas pizzas y de dos panelistas de lujo Sofi y Felipe para que acompañaran a Jean-Philippe en su noble tarea de conducir en un partido como éste.

FOTO 4

Y lo pasamos bomba nuclear. Siguiendo todo desde la tele del locutorio gritamos los goles al aire para todo el que los quisiera escuchar. Eramos igual que la chacota con la parrilla alrededor, pero sin garabatos y con micrófonos alrededor. Espero que eso haya sido lo que se imaginaban los que tuvieron la fortuna de toparse con nosotros y compartir la experiencia. Estábamos trabajando, pero, al menos para mí, en un contexto soñado (pero uff de cansada y emocionada! Sorry el primer plano.

¿Y tú? ¿Dónde y cómo te juntas a ver los partidos de La Roja?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente