Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
El-amor-se-me-hace-bola-800x534

El amor se me hace bola, libro

¿Cuántas veces nos hemos sentido unas verdaderas outsiders al ver como nuestras antiguas compañeras de colegio viven una vida “normal”? Dígase normal de estar casadas, con hijos, pagando los primeros cinco años -de un total de treinta- de la casa propia, viviendo para trabajar, etc.

En la actualidad, muchas mujeres eligen el camino poco convencional de permanecer solteras y no arrimarse a un frondoso árbol llamado “buen partido” o “estabilidad”, en otros casos. Algunas mujeres quieren forjar su camino sola, sin más responsabilidades que las propias y vivir su vida con plena libertad, lejos de los cánones clásicos y tradicionales que nos mostraron (impusieron), nuestras madres, tías y abuelas.

Las mujeres quieren tener el control de todos los aspectos de su vida, aunque esto implique llenar un segmentado espacio que cada vez se amplía más.

La escritora, guionista y columnista, Bárbara Alpuente, retrata con maestría esta realidad de muchas mujeres solteras, que han decidido enfrentar al mundo solas y sin un hombre de compañía.

“Me han dicho que el hombre de mi vida aparecerá cuando menos me lo espere, pero… ¿cuánto tiempo tengo que no esperármelo para que aparezca?”, esta es una de las frases de su libro “El Amor se me hace Bola”, el cual viene a contarnos, en clave humorística, cómo enfrentamos la soltería en una era de transición entre la mujer convencional y la que quiere dejar de serlo.

En “El Amor se me hace Bola”, encontramos aquellas interrogantes que las mujeres singles se cuestionan, pero con una fineza y humor que nos sacarán carcajadas. ¿Quién no ha ido a la peluquería en pro de subir nuestra autoestima y salimos trasquiladas? O, ¿nos hemos pasado el rollo de que moriremos viejas y rodeadas de gatos?

Esta, entre otras interrogantes y situaciones más, Bárbara Alpuente las une en un relato hilarante y lleno de humor, donde no es una defensora acérrima de la soltería, si no que de la libertad que poseemos como personas para decidir si queremos una vida acompañada de (alguien) que nos juzgue por ello.

Puedes encontrar leer más sobre Bárbara Alpuente en su blog.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente