Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
_DSC3024

Cómo viajar siendo mujer y no morir en el intento

Textos y fotos por Jeannette Zárate

¿Quieres viajar sola pero no te atreves? Llevas mucho tiempo pensándolo pero, ¿hay algo que no te permite dar el primer paso? ¿Te han asustado en casa y finalmente diste pie atrás? No hay peor riesgo que el que no se toma. Si es tu sueño, entonces no esperes más, ahora es el momento, rompe las barreras, atrévete a dar el primer paso.

Tomar la decisión de viajar sola tiene su cuota de coraje, pero parece ser que para una sociedad como la nuestra resulta inimaginable, quizás por lo machista o por lo aprensivos que somos, lo cierto es que una vez con un pie afuera las cosas resultan más fáciles de lo que mamá, papá, familiares, amigos o cualquiera puede imaginar.

En reiteradas ocasiones antes de partir este largo y a la vez corto viaje de un año sabático, fui sujeta a miles de interrogantes: ¿cómo vas a viajar sola, si eres mujer? ; ¿por qué vas a ir ahí?; no vayas ahí por favor; ¿te volviste loca?; no comas en la calle; no hagas locuras; no andes de noche sola; no tomes tren de noche; anda al doctor, puede ser algo terrible; India, pero ¿porqué iras ahí?; eres la amiga más loca que tengo. Estas fueron tan solo algunas de las frases que recibí de mis seres queridos, y eso que tengo 38 años. ¿Se imaginan lo que me hubieran dicho de haber tenido 20?

mujer-viajando-sola

Viajar sola por supuesto que no es del todo sencillo y tiene ciertos riesgos, pero si tomas las precauciones del caso, usas el sentido común y te interiorizas un poco al menos acerca de los lugares que visitarás, todo debería y tiene que resultar bien, y les cuento un secreto, aunque no lo crean, hay miles de nosotras que ya lo están haciendo y les aseguro que en su mayoría llega a casa sana y salva. Sí, porque he descubierto que en el mundo existen más personas buenas que malas y siendo mujer y por ser, según la sociedad, más vulnerables, tiene su cuota de ventaja, recibirás ayuda de muchas personas, puede ser que conozcas a alguien en un bus o tren, en alguna tienda, incluso en un parque o playa, todos son lugares o instancias para conocer gente y de buen corazón, tampoco se trata de confiar un 100% en todos, pero tenemos la ventaja de tener ese instinto que el sexo opuesto parece no tener, quizás es que somos más precavidas.

Por otro lado, si viajas como les contaré más adelante en los siguientes post, las instancias de estar sola, son muy pocas, a no ser que te toque baja temporada o que simplemente no tengas ganas de conocer a nadie y en ese caso haces tus cosas solas.

Si eres una persona que vive sola y que disfruta esos momentos de soledad, que le gusta viajar pero que no tiene un compañero(a) de viaje porque tus amigos o familiares no son tan aventureros, entonces debes hacerlo sola, fue exactamente así como tome la decisión ya hace varios años de darme el ánimo y comenzar la aventura. Lo mejor de todo es cuando empiezas no hay nadie que te detenga y de seguro lo seguirás haciendo por mucho tiempo más, porque definitivamente es adictivo.

Un viaje por muy corto que sea, te abrirá los sentidos y solo puedes sacar cosas positivas de ello, te hará crecer como persona, te darás cuenta que puedes resolver lo inimaginable, te hará mas tolerante, más segura y aprenderás sin duda a disfrutar las cosas sencillas de la vida.

Si aún no te convences que viajar sola no es nada del otro mundo, pensemos un rato con la mente fría, ¿qué es lo peor que me puede suceder? ¿Que se me acabe el dinero y tenga que volver antes?, ¿enfermarme?, ¿qué me asalten?, ¿que intenten abusar de mi? ¿Sabían que cada una de estos temores son por lo general cosas que nos meten en la cabeza nuestros cercanos?

Si se acaba el dinero, simplemente vuelves antes, ojalá tengas el pasaje de retorno eso sí, o bien recuerda que debes dejar dinero separado para esto. Enfermarse es algo que te puede suceder en cualquier lugar, lo importante es tener seguro de vida y tener claro donde asistir en caso de emergencia. Que te asalten o traten de abusar puede suceder también en tu país, lo importante es tomar las precauciones. Si estás en alguna ciudad que aparentemente no es muy segura, no lleves todo tu dinero contigo, deja alternativas en el hotel. Ahora, si te estás trasladando, lleva siempre contigo dinero en distintas partes. Si vas a salir de noche, trata de ir con alguien, si tomas un taxi averigua qué tan seguros son, si estarás sola, procura no emborracharte y tener clara la ruta de vuelta. Siempre trae contigo alguna identificación, si no es el pasaporte, al menos algún papel que indique tu nombre, de dónde eres y a quién contactar en caso de emergencia. Estas simples medidas harán que tu viaje sea más fácil y te sientas segura.

No temas perderte, eso permitirá reencontrarte, es por eso que para todas aquellas mujeres que desean viajar solas y no se atreven, it´s not a big deal, atrévanse y rompan el mito de que por ser consideradas del “sexo débil”, no podemos hacer lo que para los hombres en teoría resulta más fácil.

¡Ánimo chicas y, a viajar!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente
Carolina Cádiz
Publicado por Carolina Cádiz hace 3 años:

¡Me encanta! Gracias por sacar la voz por todas las mujeres que nos gusta ver fútbol y vibramos tanto como ellos.