Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
habitaciones-VivirSmart

Cómo compartir habitación con más personas

Textos y fotografías por Jeannette Zarate.

Muchos me han preguntado cómo podía compartir habitación con completos desconocidos, porque claro, es poco común en nuestro país donde por lo general nuestras vacaciones constan de ir a un lugar y arrendar una cabaña, casa o departamento, otra alternativa es acampar y/o quedarse en hoteles o residenciales, pero compartir habitación es simplemente inimaginable y completamente descabellado para algunos.

Para ser honesta, la primera vez que hospedé en un “hostel” o “backpackers” lo encontré rarísimo y al igual que ustedes pensé en lo extraño e incomodo que sería, pero muchas opciones no tenía para hacer rendir el dinero, lo bueno, es que existen habitaciones sólo para mujeres, sólo para hombres y compartidas también. Después de un par de veces de utilizar este sistema, comienzas a agarrarle el gusto y comprendes la dinámica del lugar, entonces se hace familiar, fácil y hasta divertido. Al final te pones mucho más tolerante y menos pudorosa porque en verdad, nadie tiene la osadía de mirar cuando te vistes, y bueno si te sientes incómodo(a) siempre están los baños.

_DSC5809

Cotizar según gustos y necesidades

Ahora bien, si quieres ahorrar dinero y a su vez conocer personas de todos lados y más aun si estas viajando solo(a), es la mejor manera de interactuar y moverse de una manera relativamente económica, claro que también hay precios variados, como alguna vez dije, hay para todos los gustos, bolsillo y necesidades.

Existen diversos sitios web en la red donde puedes hacer tu reserva de manera anticipada, para que así tengas un lugar donde llegar apenas pises tu nuevo destino, al menos por mi parte detesto llegar a una ciudad o pueblo sin tener dónde hospedar, eso prácticamente jamás lo hice, por lo tanto, para ello realizaba mis reservas uno o varios días antes de la llegada, a través de www.hostelworld.com, www.booking.com o www.hostels.com

Es importante destacar que estos sitios tienen habilitadas las famosas “cookies”, lo que significa que si tu búsqueda es reiterada en un mismo día e incluso llegando a la opción final del proceso, pero sin apretar el botón “pagar”, apenas vuelvas para hacerlo efectivo de seguro te subirán el precio porque a través de las cookies el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario, ya sea que realices esto desde tu computador, “tablet” u otro, lo que en otras palabras significa que por indeciso te subirán automáticamente el valor, ojo, que esto sucede también en las reservas de vuelos. Te recomiendo que en ese caso te consigas otro computador y hagas la compra desde otro equipo o bien, borres las cookies.

Dinámicas y recomendaciones

A tu llegada, en recepción te estarán esperando para designar tu “dorm”, para ello cuando es un “hostel” bueno, te pasaran, llaves o tarjeta de ingreso a tu habitación, como también para la entrada principal, llaves para tu “locker”, toalla, instrucciones de las instalaciones del “hostel”, asesoría de las áreas a recorrer, más su respectivos folletos o volantes y también puede que te entreguen un mapa, te asignan un dormitorio y un número de cama.

Una vez que ingresas a tu habitación lo genial es cuando te toca un súper buen “hostel” donde cuentas con interruptor, luz, enchufes varios, colgadores y/o ganchos para tu ropa en tu propio espacio o cabecera de cama, y cuando ya es la Crème de la crèm tendrás tu “locker” junto a ésta. Cuando te toca algo así, es que simplemente estás con máxima comodidad, pero suele ser que alguna de estas cosas no exista o no sea de lo mejor, en ese caso no nos queda más que pensar que no podemos tenerlo todo por tan módica suma, ¿no?

Por cierto, para hospedar en habitaciones compartidas, debes procurar tener siempre contigo tapones, antifaz, linterna, candado, sabana saco de seda u otra que ocupe poco espacio y algo por los posibles malos olores, y digo posibles, porque a decir verdad los mochileros parecen estar mucho más respetuosos que hace unos años atrás, si ingresan a la habitación tarde o salen muy temprano por lo general prenden una linterna, no meten ruido como solían hacerlo y en general tratan de respetar el espacio del otro, ahora si no son tan afortunados como lo fui yo, entonces deben tener estas cartitas bajo la manga por si acaso.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente