Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Comer-por-el-mundo-destacado

Comiendo por el mundo

Fotografías por Jeannette Zarate 

Sin duda que una de las actividades que cobra gran interés al momento de viajar dice relación con la bien ponderada comida. Evidentemente cuando andas viajando por un periodo largo de pronto debes ahorrar lo máximo posible también en este ítem, eso sí, a mi juicio al menos un día en cualquier país debes dedicarlo a darte un gran bocado y así probar las exquisiteces que cada pueblo tiene que ofrecer.

Cada vez que llegaba devuelta de un viaje, alguien salía con esa pregunta del millón, ¿y qué comiste de rico?, o ¿probaste cosas raras?, fue en ese momento cuando decidí prestarle más atención a este “gran tema”, ya que antes nunca le había dado mayor importancia.

Cada cultura es un mundo gastronómico

Hay países que por más que indagué no supieron decirme cual era el plato típico, tal es el caso de Canadá o Noruega, porque claro al menos en el primero con la cantidad de emigrantes que hay, terminas deduciendo que el plato típico es el vietnamita, chino, indio, árabe, francés e incluso chileno. Aún así pude encontrar algo que dicen que es típico de la provincia de Quebec, el “poutine”, que es un plato elaborado con papas fritas, queso en grano fresco y salsa de carne.

Comer-por-el-mundo-potine

En Nueva York por su parte, tuve la oportunidad de probar las hamburguesas que son consideradas por muchos como las mejores de Manhattan, las del restaurant de comida rápida “Shake Shack” y que a decir verdad no sabemos si era el hambre que sentíamos aquel día después de caminar horas y horas por la ciudad, pero la verdad es que estaban increíbles, hasta para chuparse los deditos y sí que lo hicimos.

Luego te encuentras en países como Finlandia, el cual es conocido por su mala fama gastronómica debido al comentario de uno de los ex primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi y la que se acrecentó con la ayuda de Jacques Chirac (ex presiente de Francia). Claro que cualquier país puede sentirse limitado gastronómicamente comparado con Italia o Francia, digamos que es difícil competir, pero no imposible, tal es el caso de la bautizada “Pizza Berlusconi” la cual ganó el premio a la mejor pizza del año 2008 en Nueva York y la que está hecha de carne ahumada de reno, setas y cebolla roja, cosas típicas de Finlandia.

Desde aquellos comentarios es que Finlandia se ha esmerado en mejorar su cocina, y puedo dar fe de algunas exquisiteces típicas, como el “vorschmak”, un guiso de vacuno con pescado arenque, acompañado de puré, cebolla, pepinillos, betarraga y crema agria y el que fue probado en el restaurant “Sea Horse” de la capital, Helsinki, el cual no puedo dejar de señalar que era uno de los favoritos de nuestro poeta nacional Pablo Neruda. También comimos gracias a la invitación de amigos finlandeses, el estofado de reno con puré, pickles y salsa de arándanos llamado “pöronkaristys”. Su nombre, impronunciable por mi persona, pero simplemente una delicia.

Alemania por su parte tampoco dejo de sorprenderme, muchos platos basados en carne, por lo general muy contundentes y calóricos, así les puedo mencionar el “kasseler” que es el nombre de un corte ligeramente ahumada de cerdo, se acompaña por lo general con chucrut y puré de papas, “bockwurst” o salchicha alemana, “schäuferle” es el omóplato del cerdo, el cual es sazonado con sal, pimienta y se cocina en una cazuela con verduras, cebollas y cerveza durante dos o tres horas y por supuesto no podía faltar el acompañamiento para el tecito de la tarde, en esta oportunidad les ejemplifico con e “himmelstorte” o torta del cielo.

Turquía por su parte también hizo de lo suyo, y tengo que mencionar esa papa rellena que tanto me gustó y deleité, la podría comer forever, el famosísimo “kumpir” que consiste en una papa muy grande cocida al horno y rellena con cuanta verduras estimes conveniente, salsas a gusto, todo esto previo a partirla en dos, molerla apenas sacada del horno y mezclada con mantequilla, cual puré. Lejos lo que más me gustó de este país.

Ahora bien de los países recorridos en esta oportunidad no puedo dejar de mencionar al que permanecí por un largo periodo y el que me causó uno de los impactos más grandes en todo sentido, India. Ya habrá tiempo para dedicarles post completos, ahora solo me limitaré a contarles lo que fue desde el punto de vista del paladar.

India, mi gran favorito

Con un 80% de la población vegetariana, en India los platos no se componen solo de ensaladas, como lo que en general imaginamos los que comemos carne en nuestro país, sin embargo, la cantidad y variedad de platos probados resulta increíble de imaginar. Tanto es el nivel de personas vegetarianas que todos los productos están etiquetados con un circulo verde si es que son 100% vegetarianos y también se indica si tiene o no huevos.

Comer-por-el-mundo-thali

Dentro de los platos probados en este país, puedo mencionar el famoso “thali” conocido en el sur como “sadya”. Se sirve en un plato de acero compuesto por diversos compartimentos donde se agregan los distintos alimentos. Primeramente contiene los “chapati” (tortilla) o los “rotis” (pan indio), acompañados siempre de arroz, “dhal” o legumbres, verduras, curris, “papad” o yogurt, pequeñas cantidades de “chatni” (encurtido de la India), todo con sus respectivos platos dulces. El “lassi” es la bebida típica que corresponde a un yogurt con jugo de fruta y agua.

Otros platos de India

  • En el sur de India se come comúnmente las “dosas” que es una especie de crepe y las “masala dosa”, a la que se le agrega papas, cebollas fritas y especies varias, típicas de la India.
  • Las “samosa” por su parte se comen como entrada o coctel y es una empanada triangular pequeña rellena de verduras como cebollas, habas, papas entre otros y se sirve recién cocinada, con la masa crujiente y acompañada de diversos aliños.
  • Otras de los grandes bocados fue la “gujarati”, frito hecho de harina de trigo acompañado con verduras variadas llamada “undhyu”, este a su vez son guisantes de habas, patata dulce, ñame morado y algún tipo de ají.
  • “Satpadi Roti” es harina de trigo de siete capas con una gran cantidad de “ghi” (mantequilla india) con una salsa amarga y picante llamada “gatte ki sabzi”.
  • “Jalebi”, es un plato dulce frito de formas caóticas que lleva harina de garbanzos con almíbar y adornado con pistacho y azafrán.
  • “Crisp Semolina Puris” o “Golgappas” son fritos redondos rellenos de brotes y agua de menta helada, esto hace de este “snack” un gran bocado para las tardes de verano.
  • “Pav Bhaji” es el plato popular favorito de comida rápida en India y consiste en unos panes acompañados de una mezcla de vegetales picantes.
  • “Dahi Sev Batata Puri” es otro bocado de las tierras de Mumbai y cuyo nombre significa lo siguiente, dahi (yogurt), sev (delgados fritos de harina de fideos), batata (papa) y puris (pan frito). Además de estos cuatro ingredientes que componen el nombre de este plato, también se agregan tres tipos de salsas picantes.

Si bien es cierto que hay muchas discusiones relacionadas con quien es el dueño de tal o cual plato típico, lo que probé en cada país, sea o no considerado el plato original, con variaciones, prestado o hurtado, resultaron ser delicias para el paladar y en eso no hay discusión alguna.

Así podría escribir infinitas páginas de los platos probados, infinitas exquisiteces para saborear, pero debo confesar que no hallaba la hora de llegar a mi país para comer un desayuno que estuviera compuesto de marraqueta, palta y quesillo. Y por supuesto para deleitarme con el que es mi plato favorito y que espero nadie nos quite la autoría, por favor déjenme pensar que es 100% chileno, la exquisita “cazuela de vacuno” preparada por mi hermosa madre.

No hay como la comida casera de mamá y pucha que la extrañaba. 🙂

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente