Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Clásicos de invierno: la cazuela de albóndigas

Me encantan las albóndigas, pero hasta mi madre que cocina de todo va el otro día y me dice: “Oye que hace tiempo que no haaaaagooo”. Así no se puede, miren que un plato tan rico hay que tenerlo incrustado en el cerebro para sacarlo a relucir cuantas veces queramos. En estos días fríos de lluvias chúcaras que empiezan y terminan cuando se les da la regalada gana bien vale propinarse un rico plato de cazuela.

Han de saber que me dan lo mismo los años que tengo, porque igual las sigo comiendo exactamente de la misma manera que cuando era chica, vale decir, tomándose primero el caldito reparador, caliente y cuchareando el arroz y los porotos verdes que se arrancan. Una vez seco el plato hondo, nos vamos con el de abajo y ahí se muelen o pican el zapallo con las papas y zanahorias, les agrego un poco de aceite y sal o lo que quedó de raspado de la sopita, las albóndigas se parten en 4 y para el choclo se afirma la coronta con un tenedor y se desgrana con el cuchillo. ¿Es posible más felicidad? Por supuesto: porque dejamos un espacio ahí mismo y llega la ensalada chilena armando un almuerzo fantástico y lleno de sabor.

Un consejo: hagan las albóndigas normalmente pero si les sobra cazuela, sáquenlas de la sopa antes de guardarla porque en la recalentada se les pueden desarmar. Ustedes ya sabrán que los guisos quedan mejor de un día para otro, así que obviamente harán porciones de más. Abríguense por dentro con gusto, y si no las pillan en su boliche amigo – encontré unas espléndidas en calle Amunátegui el otro día- ármense de un buen bowl para mezclar la carne y meter las manos con ganas. Tomen nota, tomen el olor y tomen sopita. Nos vamos con la receta.

M1

Para las albóndigas

  • ½ kg. de carne  molida (no sea amarretes, compren una carne buena con menos de 10% grasa)
  • 2 huevos
  • 2 marraquetas añejas remojadas
  • ½ taza  de perejil picado
  • Sal, pimienta y comino
  • 1/2 taza de harina
  • 2 cucharadas de aceite

Para la Cazuela

  • 2 litros de caldo de huesos de sopa
  • ½ taza de arroz
  • 6 papas peladas
  • 6 trozos de choclo
  • 6 trozos de zapallo (ojalá camote dulzón)
  • 1 zanahoria  pelada y en bastones
  • Sal, comino y cilantro picado para espolvorear

Preparación

En un bol mezclamos la carne, huevo, pan remojado en agua y ya estilado, perejil, sal y pimienta. Armamos las bolitas de carne y revolcamos cada una en harina. En una olla grande ponemos el caldo, las papas y el zapallo; hacemos hervir a fuego medio y cocinamos por unos 10 minutos.

albondigas

Lo que sigue es el arroz, choclo, zanahorias y albóndigas; cocinamos unos 15 minutos más o hasta que las papas estén cocidas y retiramos del fuego. Servimos en librillo de greda o plato hondo “con barandas” y ponemos encima cilantro picado ¡Qué las disfruten!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente