Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Foto: ourvintagehomelove.blogspot.com

Renovando espacios: Muros pizarrón

Una de mis amigas subió a redes sociales una foto de su hijo de casi dos años, más ella, con el muro del living de fondo ¿Qué tiene esta foto de particular? Pues que su hijo lo había usado de pizarrón y rayó toda la pared con lápices de diferentes colores.

Todos los niños que conozco rayaron un muro alguna vez y todas esas madres enloquecieron alguna vez. Pues bien, decidí que cuando tenga un hijo (imaginario) haré algunas cosas (imaginarias) para que esto no sea un dilema entre aplaudirle la gracia y reprenderlo (imaginariamente).

A pesar de que no es algo nuevo, creo que mucha gente no sabe aún que existe pintura para pizarrón, en tarro y spray, que puedes encontrar en ferreterías y negocios relacionados con la construcción.

Un mundo de utilidades

Foto: woohome.com

Foto: woohome.com

1-. Si tienes niños puedes pintar la mitad de uno de los muros de su habitación, o un sector para juegos, así pueden pintar y dibujar con tiza, luego borrar todo con un paño húmedo. También puedes pintar las puertas de sus dormitorios para que las personalicen con lindos diseños cada vez que quieran y así los ayudas a desarrollar gustos y personalidad.

2-. Si quieres hacer más entretenidos los espacios, puedes pintar algún muro de la cocina, o la puerta de algún mueble y escribir el menú diario, así te ahorras el “mami, qué hay de almuerzo, mami, qué hay de almuerzo, mami ¿te pregunté qué hay de almuerzo?”

3-. Si eres bueno para los dichos o las frases célebres, puedes pintar un muro del living o del comedor y escribir una que te inspire durante el día o la semana, o dejar ese espacio para que tus amigos te dejen mensajes cuando vayan a visitarte.

Ahora, si encuentras que es un poco too much pintar una pared completa y quieres pintar sólo una sección, pero crees que se verá raro un cuadro negro en el medio de tu muro, puedes delimitar lo que vas a pintar con cinta de enmascarar. Una vez seca la pintura puedes pegarle alrededor un marco reutilizado de un retrato antiguo o puedes fabricar uno con guardapolvos o molduras cortando las puntas en 45° (con una ingleteadora) y pintándolo con un spray dorado o un color fluor. O simplemente toma una tabla y píntala para ponerla sobre un mueble (como lo hice yo).

Esta es una muy buena idea si quieres renovar tus espacios, hacerlos más dinámicos y entretenidos, y no tener que lamentarte por haber dejado descuidadamente un lápiz al alcance de un niño. ¡Anímate! Y cuéntanos qué otras ideas se te ocurren para esta pintura.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente