Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
Foto: AFP

Por qué me gustan los tatuajes

Todo sobre: TatuajesTendencias

Porque nada perpetúa como un tatuaje, por eso. Además de ser un acto de valentía (para mí, al menos), es súper potente porque la mayoría de las veces está cargado de algo tan importante, que queremos llevarlo toda la vida.

Del palo de Pinilla y otras decisiones

Pensé en este posteo antes de que Pinilla se tatuara ese travesaño que nos quitó la ilusión de seguir en el Mundial. Como ese, he visto muchos dibujos que me cuesta entender. Incluso a veces la misma persona se arrepiente, cuando arrepentirse con algo así no es precisamente recomendable. Ni tampoco barato.

En algunos casos pueden pintarse encima para esconder la primera idea, quitarlos con láser o derechamente con una extirpación quirúrgica. Pero nadie se tatúa pensando en sacar o cambiar nada. Por eso es que, no siempre pero casi siempre, es una decisión bien pensada porque un condoro en un tatuaje puede ser un problema.

El cómo

El lugar también es parte de la decisión. No me gustan los tatuajes en la espalda porque si decidí hacerlo es para poder verlo, sin embargo, hay gente que así lo prefiere para no aburrirse.

Yo lo tengo hace casi 10 años y todavía siento que fue una buena decisión. Todavía me siento identificada con lo que significa y estoy bastante convencida de que eso no va a cambiar. Así que diez años después voy por el segundo. Llevo un año pensando no sólo qué quiero sino que también dónde (ojalá donde no duela tanto).

Comprometerse a tal nivel con algo hasta llegar a tatuárselo es como la evidencia de nuestras convicciones. El compromiso con algo, pero con algo bueno. Lo digo porque me he sorprendido con personas que deciden tatuarse sus trancas. Es algo que no entiendo porque ¿cómo vamos a seguir adelante si lo tenemos escrito en el cuerpo para siempre?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente