Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
plasticina casera

Plasticina casera o ¡chao masa tóxica!

Todo sobre: DatosDIYTendencias

Por: Carolina Muñoz

El otro día una amiga miraba a su hija de 3 años, la pequeña estaba un poco aburrida y ella decidió que sería buena idea moldear algunas cosas con ella, enseñarle formas extrañas y fomentar su creatividad, pero no tenía plasticina. Pues yo en su lugar habría cambiado el juego por las tacitas, habría puesto algunos monos en la tele o habría salido a comprar la clásica plasticina que se te pega en los dedos, que es full tóxica y que da miedo que los niños puedan comer por accidente. Ella no. Ella se metió a internet y buscó una receta para hacer una masita moldeable -plasticina casera- para jugar con su hija. Y yo, la que todo lo busca (y lo encuentra) en internet, quedo perpleja porque jamás se me habría ocurrido buscar dicha receta en la web o pensar siquiera que existiera.

¡Manos a la obra!

El resultado se veía extraordinariamente fantástico, pero ¿qué tan difícil podría ser? Buscando por aquí, buscando por allá, consultando con mi amiga me di cuenta que no es nada complicado, además lo puedes hacer con las cosas que tienes en tu cocina ¿Te animas? toma nota.

Ingredientes

  • 2 tazas de Harina
  • 2 tazas de Agua
  • 1 cucharada de Fécula de maíz
  • 1 taza de Sal
  • 2 cucharadas de Aceite
  • Colorante vegetal o de comestible

Preparación

  1. Mezcla todos los ingredientes secos (harina, fécula y sal).
  2. Agrega el aceite y revuelve para integrar.
  3. Incorpora agua y asegúrate que no queden grumos.
  4. Vierte la mezcla en una olla o sartén de teflón a temperatura baja.
  5. Revuelve con una cuchara o espátula de madera o silicona.
  6. Notarás que está listo cuando la masa se despega con facilidad de los bordes y la puedes juntar al centro sin que se desarme. Esto es aproximadamente 5 min de cocción.
  7. Retírala del fuego y deja enfriar.
  8. Sepárala en bolas del tamaño que quieras.
  9. Con el dedo haz una hendidura y agrega unas gotas de colorante. Amasa hasta que quede completamente de color.
  10. ¡Y Listo! Ya es hora de jugar, moldear, crear e inventar.
  11. ¡Wait! ¿los niños ya se aburrieron? mételas en bolsas o en un tapper y guárdalas en el refrigerador. 😉

Y tú ¿te animas a hacer masas moldeables libre de toxicidad para tus hijos?

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente