Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Jean-Paul Goude, el artista que juega con la silueta femenina

Todo sobre: ModaTendencias

Hace algunas semanas, Kim Kardashian sería el símbolo más fuerte de la viralización en las redes sociales gracias a una portada de revista que la tenía como una particular protagonista. En ella aparece desnuda, sirviendo una copa de champaña que descansa sobre sus más famosos atributos, pero la imagen en cuestión sería una nueva versión de la misma obra del fotógrafo a cargo de la portada: Jean-Paul Goude. El artista francés ha tenido una larga carrera en la moda donde ha jugado con estiramientos, fetiches del cuerpo femenino y alturas antes que el Photoshop llegara a facilitar todo el trabajo.

Exaltar a través de la fotografía

Pero a diferencia de la herramienta de retoque, Goude y su portafolio no buscaban la perfección femenina, sino proponer y exaltar las características de sus protagonistas. Una de las más famosas musas del artista fue Grace Jones, quien además se convirtió en madre de su hijo Paulo; a fines de los años ’70, su relación comenzó beneficiando la originalidad de las portadas de discos de Jones, y llevando la creación de fotografías que la tenían como modelo a niveles clásicos. Su silueta en posición de yoga estirando las extremidades mientras sostiene un secador de pelo en la mano, ha sido recreada por tantas celebridades posteriores que ya es reconocida en todo el mundo.

Con los años, el trabajo de Goude se popularizó a través de incursiones en la publicidad de marcas de lujo como Chanel y Cacharel, para quienes elevó su apuesta a través de videos; Vanessa Paradis convertida en un pájaro o Estella Warren tapada de flores serían algunas de sus creaciones más famosas, pero su trabajo fotográfico tiene a personajes como el diseñador Azzedine Alaïa, Jean Paul Gaultier y hasta Björk jugando con elementos y escenarios estrafalarios. Vale la pena también revisar un famoso clip publicitario que ideó junto a Grace Jones para Citröen: en él, la cantante conduce un auto a toda velocidad, estacionándose en una figura gigante con la forma de su propia cabeza. Y si de algo ha servido la sobreexposición de la Kardashian, es para revalorizar el trabajo y el nombre de Jean-Paul Goude en una nueva época.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente