Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
wikimedia

El surrealismo en la moda  

Todo sobre: ModaTendencias

La funcionalidad o el lujo no son las únicas vías por las que se mueve la silueta que proponen los diseñadores. Cada vez que aparecen nombres como Mary Katrantzou o Jonathan Saunders a sacudir la escena con estampados de ensueño. También debemos recordar que hace varias décadas uno de los grandes nombres de la alta costura ya jugaba con colores, pero también formas de la mano de artistas de la pintura. Elsa Schiaparelli ha sido la pionera en unir la moda y el surrealismo, pero ha sentado un precedente que a muchos les gusta seguir.

Elsa Schiaparelli

whatgoesaroundnyc.com

whatgoesaroundnyc.com

La unión entre el arte y la moda

Un vestido con estampados de langosta, un abrigo con ilustraciones de Jean Cocteau y guantes con uñas rojas pintadas son algunas de las propuestas que sobresalen en el catálogo de Schiaparelli, quien junto a su amigo Salvador Dalí creó más de un original diseño. El español fue líder en el movimiento surrealista, el cual deja de lado cualquier pensamiento racional para exaltar colores, formas y también características humanas; parte de esto se puede ver en la obra de Meret Oppenheim, quien creó un par de guantes con estampados de venas que recorrían la mano. Tiempo después, hasta Thierry Mugler, el diseñador francés que le rendía culto al cuerpo durante los ‘80, ideó unos guantes metálicos con uñas que se asemejaron a esos primeros intentos surrealistas de Schiaparelli.

Joyería que exaltaba la forma de los labios y hasta un sillón con la misma forma en color rojo, han sido símbolos del surrealismo en la moda y han propiciado también el movimiento pop de épocas posteriores. Zapatos como los de Tove Jansson y Per Emanuelsson, que reemplazan los tacones con cadenas o los de Alberto Guardiani, que mantienen un lápiz labial en la forma del taco, son ejemplos modernos de esta escuela que, pese a ser tan extravagante, igualmente puede ser aplicada a un vestir más casual a través de accesorios y complementos y que permite establecer una relación mucho más fluida entre el arte y la moda. Hasta Agatha Ruiz de la Prada se ha alimentado de este loco imaginario, donde los colores y los detalles son una prioridad antes que la comodidad o elegancia.

Agatha Ruiz de la Prada

pict

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente