Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña
hacer imanes caseros

Decora tu refrigerador con imanes hechos en casa

La decoración es parte fundamental de nuestra vida, de nuestro entorno y, por supuesto, de nuestro hogar. Por eso siempre estamos atentas a las nuevas tendencias y queremos que todo lo que rodea la casa que habitamos sea compatible con cada personalidad de quienes allí viven y lo que deseen proyectar.

Aunque la cocina podemos decorarla en cuanto a las tonalidades de color, los utensilios que dejamos a la vista, los artefactos e incluso el color de las cortinas, existe un espacio en el que podemos dar rienda suelta a nuestra originalidad y, además, se convierte en un lugar funcional y de información. ¿Cuál lugar pensamos? Nada más y nada menos que la parte frontal del refrigerador.

Es que los imanes del refrigerador ya no sólo son aquellas imitaciones plásticas de frutas y verduras; ahora encontramos algunos bastante originales e incluso de colección. Pero qué mejor que aprovechar este espacio para personalizar nuestra cocina, poniendo por ejemplo, fotos de aquellos buenos momentos o crear una especie de pizarra de anotaciones para los pendientes y esas pequeñas cosas que necesitan ser recordadas.

Si queremos crear nuestros propios imanes para el refrigerador, te contamos que es muy sencillo y puedes hacerlos en una serie de fáciles pasos. Además, se convierte en una actividad en que puede participar toda la familia.

¿Qué necesitamos?

  • Láminas imantadas, las que podemos comprar en ferreterías.
  • Pegamento o cola fría.
  • Algún material como mica o plástico delgado, pero resistente a caídas.
  • La foto, recorte, objeto, que queremos poner en el refrigerador.

¿Cómo construímos imanes caseros para el refrigerador?

Primero que todo, debemos escoger qué es lo que queremos como imán. Puede ser una foto, una mini pizarra, un objeto que deseamos perpetuar y mostrar. Ya definido lo que queremos imantar, debemos recortar un papel o superficie donde pegaremos el elemento. Antes de pegar el imán sobre el recorte, debemos limpiar y secar profusamente. Una vez seco, ajustamos el imán con pegamento, secamos y ahí ponemos lo que queremos lucir en nuestra nevera.

Es importante que al momento de pegar esté todo seco para garantizar un pegado resistente. Asimismo, debemos considerar que la superficie que usemos de respaldo aguante caídas y pegue y despegue cuando limpiemos.

Así que ahora sólo debemos escoger qué queremos poner en la puerta de nuestro refrigerador y, ¡a decorar se ha dicho!

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente