Mi perfil
Regístrate con
Facebook
- ó -
Recuperar contraseña

Consejos para congelar tus frutas y verduras, y mantenerlas frescas todo el verano

El verano está a la vuelta de la esquina y empiezan a llegar las frutas y verduras más ricas. Frambuesas, sandía, melón, durazno, piña y, por el otro lado, porotos granados con el choclo más fresco, la ensalada de apio palta más refrescante… ¿qué mejor?

El único problema es que es difícil hacerse el tiempo de ir a comprar una o dos veces a la semana para tener los alimentos más frescos, pero En Vivir Smart te contamos de una forma para tener todo como si lo hubieses comprado hoy mismo.

Es importante recordar que lo ideal es que, desde el primer momento, guardes tus frutas y verduras al menos a temperatura ambiente, en un lugar fresco y ventilado. Las fuentes de calor o la luz directa apresuran el proceso de maduración y son pocos los que prefieren un plátano completamente negro o una manzana blanda. Pero entonces, ¿cómo mantenerlas por más tiempo?

La idea es conservar frutas y verduras de la manera más fresca posible, evitando cocerlas para no perder parte de los nutrientes que aportan, así que te contamos cómo congelarlas, porque cada fruta o verdura tiene sus características y hay que tenerlas en cuenta antes de meterlas al freezer. Lamentablemente, a veces no queda otra opción que cocerlas, sigue leyendo para saber los mejores trucos de su conservación.

¿Se pierde valor nutricional al congelar?

Frozen Food Foundation, una organización sin fines de lucro dedicada a fomentar la investigación científica, la concientización pública y la educación sobre el valor nutricional de los alimentos congelados, se asoció con la Universidad de California-Davis (UC Davis) para evaluar el valor nutricional de varias frutas y verduras una vez congeladas. Y es importante considerar esta información para mejorar nuestra ingesta de estos alimentos diariamente, ya que se recomienda que consumamos al menos 5 porciones de frutas y verduras. “Para un adulto, una porción son 80g de fruta o vegetal, cuya suma produce la cifra mínima recomendada de 400g al día”, explican en BBC.

Los resultados del estudio revelan que el valor nutricional de las frutas y verduras congeladas es generalmente igual que consumirlas frescas. “La congelación es simplemente el botón de pausa de la naturaleza. […] Esta investigación se suma a un creciente cuerpo de evidencia que respalda el importante papel que pueden desempeñar las frutas y verduras congeladas para ayudar a Estados Unidos a cumplir con los requisitos de ingesta diaria”, dijo el presidente de la Fundación, Kraig R. Naasz.

Información fundamental para los chilenos también, ya que nos caemos en la cantidad de vegetales que debiéramos consumir. “El consumo promedio nacional bordea la mitad de lo recomendado, y en algunos grupos etarios podría ser aún menor”, dijo el Nutricionista de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Mauricio Sotomayor sobre el consumo de frutas y verduras en el país.

¿Qué verduras puedo congelar? ¡Acá te damos una lista con algunas!

  • Acelgas y espinacas: ambos son alimentos llenos de vitaminas, fundamentales en nuestras vidas. Y consumirlas no es un problema porque las puedes congelar, así como vienen y descongelarlas para tus ensaladas o platos cuando quieras. Además, ¡se mantienen en buenas condiciones por un año completo!
  • Berenjenas: para conservarlas en perfectas condiciones te recomendamos escaldarlas, es decir, sumergirlas por máximo tres minutos en agua hirviendo. Pártelas por la mitad, escáldalas por dos minutos, sécalas y guárdalas en un pote de vidrio (averigua que ese vidrio sea apto para congelar) o una bolsita de papel. También puedes congelarlas una vez cocidas.
  • Brócoli: no es necesario cocerlo para congelarlo, solo debes escaldarlo por tres minutos y meterlo al freezer, o al igual que las berenjenas, puedes cocerlo y congelarlo. Lamentablemente, cociéndolo se pierden nutrientes, así que escaldarlos siempre es una mejor opción.

  • Coliflor: se puede guardar en crudo, directamente en cogollos.
  • Perejil: lávalo, quita los tronquitos y mételos en bolsas de papel.
  • Cebolla: solo necesitas picarla, ya sea en cubitos o solo partirla por la mitad y congelarla. Esto es muy útil, así tendrás cebolla picada en tu freezer siempre disponible para cualquier receta.

Algunos consejillos útiles

  • Siempre es sugerible que pongas la fecha en que congelaste tu fruta o verdura en el envasado, para que recuerdes cuándo lo congelaste y no te pases de la fecha de expiración.
  • No es recomendable congelar verduras con un alto contenido de agua, como el apio, por ejemplo, el pepino, entre otros. Esto porque a tan bajas temperaturas se agrietan y pierden su textura (aunque siguen siendo fuentes ricas de vitaminas e hidratación). Una buena idea es congelarlas y usarlas para hacer aguas con sabores, en vez de usarlas para comer.
  • Evita usar agua caliente para descongelar, sea cual sea el alimento. Se pueden empezar a cocinar y así cambia su textura y su sabor.
  • Y si, te descuidaste y dejaste que tus verduras maduraran demasiado antes de congelarlas, aún no es tiempo de botarlas. Puedes utilizarlas en conservas, compotas, batidos, y así disfrutarlas de nuevas y creativas maneras.

Así, tu freezer será un gran aliado a la hora de congelar tus verduras y tener siempre una opción en la palma de tu mano si una semana no quieres salir a comprar. También te contamos que con los nuevos refrigeradores Door in door, todos tus productos se mantendrán frescos por más tiempo y no estarán expuestos a olores, ya que su tecnología Hygiene Fresh utiliza un filtro de 5 pasos para eliminar la mayoría de los agentes dañinos en los alimentos (polvo, hongos, olores ácidos y alcalinos, y bacterias). En otras palabras, este sistema elimina hasta 99,999 % de los contaminantes, por lo que tus productos se mantendrán frescos por mucho más tiempo. Y no tendrás problema en almacenarlos todos congelados por harto tiempo, gracias a la delgada fábrica de hielo que hay montada en la puerta. Así tendrás más espacio de almacenamiento en la parte del freezer.

¿Cómo encontraste este artículo?

Débil Regular Excelente